Medios

~

**********

~

Denuncian agresiones bases de apoyo del EZLN en San Marcos Avilés, en Chilón

Exige el Frayba al gobierno sancionar a responsables y respetar la autonomía

Desde hace tres años resisten ataques, despojo de tierras y amenazas de grupos oficialistas

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Viernes 27 de diciembre de 2013

San Cristóbal de las Casas, Chis., 26 de diciembre.

012n1pol-1-500x330Bases de apoyo del EZLN de la comunidad San Marcos Avilés, en el municipio de Chilón, denunciaron agresiones, despojo de tierras y amenazas de grupos oficialistas desde el pasado día 15: Hemos tenido paciencia, hemos aguantado y resistido todos los males que nos hacen los partidistas de esta comunidad. Se nos acabó la paciencia y hoy decimos ¡ya basta!; ha llegado el momento de defendernos cueste lo que cueste, pase lo que pase y a como dé lugar.

Los indígenas advirtieron: Ya no vamos a permitir que nos estén faltando el respeto y negando el derecho a vivir en nuestra propia comunidad. A partir de estos momentos todo lo que vaya a pasar lo responsabilizamos a los tres niveles de gobierno oficial por no haber hecho caso del asunto.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) ha recibido reportes de las brigadas civiles de observación internacional sobre la continuidad de hostigamientos, agresiones, amenazas de muerte y desplazamiento forzado contra los zapatistas de la comunidad. Y apunta que las autoridades gubernamentales, en vez de cumplir su obligación de garantizar la integridad y seguridad personal de los habitantes y buscar una solución al conflicto, hasta el día de hoy su única respuesta ha sido administrar el conflicto.

El Frayba recuerda que desde hace tres años la junta de buen gobierno de Oventic y bases zapatistas en San Marcos Avilés han resistido ante el grupo ubicado como partidista, que ha llevado a cabo acciones contra la educación y el proyecto de autonomía zapatista bajo la cobertura de funcionarios de Chilón y el gobierno del estado.

El Frayba reporta que el 11 de diciembre, a las 6:30 horas, Juan Pérez Cruz y su esposa María Elena Cruz, ambos del PRI, ingresaron en el cafetal de un zapatista, robando el fruto de 200 matas de café. A las 20 horas del mismo día, desde la casa de Pérez Cruz, a 50 metros del campamento de la brigada de observación civil que permanece en el poblado, se escuchó un disparo para intimidar a las bases zapatistas. El día 12, a las 6 horas, Pérez Cruz llegó a la casa de un zapatista y le dijo textualmente: Te vine a avisar que tu cafetal ya no te pertenece, ya es mío porque tú no pagas el impuesto predial, ya no vayas a volver a tu cafetal y a tu milpa, porque allí te voy a matar con machete. El día 14 nuevamente salió un disparo de la casa de Pérez Cruz.

Posteriormente, el Frayba fue informado por los observadores civiles de que los partidistas continúan con agresiones a otras bases zapatistas, consistentes en robos a sus milpas y trabajaderos. El organismo expresa preocupación por la grave situación y exige al gobierno estatal que controle a los quienes actúan de manera impune en la comunidad, sancione a los responsables de agresiones, amenazas de muerte, robos, despojo y desplazamiento, y se respete el ejercicio del derecho a la autonomía, libertad de pensamiento y expresión, a la propiedad y posesión de las tierras de trabajo de las bases de apoyo del EZLN.

El problema data del 9 de septiembre de 2010, cuando 170 indígenas de todas las edades, zapatistas del ejido, fueron desplazados violentamente por 30 personas del PRI, PRD y Partido Verde Ecologista de México, quienes ingresaron con palos, machetes y armas de fuego en sus casas. Los hechos se dieron después de la construcción de la primera escuela autónoma en el ejido. Ese día, para no responder a la agresión, los zapatistas se refugiaron en el monte durante 33 días.

http://www.jornada.unam.mx/2013/12/27/index.php?section=politica&article=016n1pol

~

**********

~

Agresiones en Chiapas

Gloria Muñoz Ramírez, Los de Abajo

juan vasquezEsta semana, Chiapas fue, nuevamente, escenario de violencia contra indígenas y campesinos que defienden la tierra y practican la autonomía, hechos que se desdibujaron en los medios de comunicación electrónicos, tan afanados en difundir imágenes de violencia intolerable –como la nombran– del magisterio guerrerense, que protesta por la imposición de la reforma educativa, y de los estudiantes que mantienen tomadas la rectoría de la UNAM.

Ambas agresiones fueron directamente contra zapatistas y prozapatistas. Los primeros son bases de apoyo del EZLN de la comunidad San Marcos Avilés, municipio de Chilón, pertenecientes al caracol de Oventik. Los segundos protagonizan la lucha por la defensa de sus tierras en San Sebastián Bachajón, de donde era originario el dirigente de los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, Juan Vázquez Gómez, asesinado de cinco balazos.

Activo en la defensa de su comunidad desde 2007, Juan Vázquez había denunciado el pasado 17 de abril, junto con otros ejidatarios adherentes a la iniciativa zapatista, nuevas amenazas a su territorio por un proyecto turístico en la región.

El clima de violencia en Chiapas, estado al que se trasladó la semana pasada el presidente Enrique Peña Nieto para echar a andar su Cruzada Nacional contra el Hambre, se recrudece con amenazas y hostigamiento directo contra quienes defienden su territorio. Las agresiones nunca han desaparecido, es cierto, pero los hechos violentos de esta semana son alertas que no deben pasarse por alto, pues hacía mucho tiempo que no ocurría un asesinato político en la entidad.

Las agresiones a San Marcos Avilés tampoco son nuevas, pero justamente ahora vuelven las hostilidades contra las familias de ese poblado que desde agosto de 2010 –cuando establecieron la escuela autónoma Emiliano Zapata– han sido amenazadas por miembros de los que ellas denominan los partidistas. La intención de despojarlos de sus tierras es el meollo del conflicto.

En un reciente comunicado, la Junta de Buen Gobierno con sede en Oventik, detalló las violaciones cotidianas que han padecido los tres años pasados, y sentenció que los tres niveles de gobiernos oficiales no han hecho nada para detener las injusticias y la violación de los derechos humanos que se están cometiendo en contra de nuestros compañeros bases de apoyo del ejido San Marcos Avilés. La respuesta ha sido de groserías, burlas y más amenazas a nuestros compañeros.

En Chiapas hay una amenaza latente de desplazamiento forzado contra zapatistas y un nuevo asesinato político.

http://www.jornada.unam.mx/2013/04/27/index.php?section=politica&article=012o1pol

~

*********

~

Denuncian agresiones contra familias para quitarles tierras en Chilón

Caravana de observación presentó informe de visita a la zona

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Viernes 26 de abril de 2013

San Cristóbal de las Casas, Chis., 25 de abril.

logo-red-por-la-paz-copy-300x58Continúan amenazas de muerte y violación, agresiones y robos contra las familias de zapatistas en San Marcos Avilés (Chilón). La Red por la Paz en Chiapas dio a conocer un informe sobre la situación en la comunidad, luego de que una caravana de observación la visitara el pasado lunes. La fuente de la agresión principal es el despojo de sus tierras laborables por parte de miembros de los partidos PRI, PVEM y PRD. También existen amenazas de desplazamiento propiciadas por el desacuerdo de los partidistas con el avance del proyecto de autonomía del EZLN, añade el informe.

Las mujeres del poblado denunciaron que los partidistas las hostigan de manera cotidiana. Una detalla: La cosecha de café la estamos haciendo con miedo. Un día, cuando regresé a la casa, habían robado pollos, envenenaron los puercos y robaron otras cosas. Dicen que si salimos solas nos van a violar. Hace dos años murió mi hija de 10 años por tristeza, porque le dijeron muchas veces que la iban a violar. Niños y niñas preguntan constantemente por qué no pueden salir a jugar, sienten la preocupación de sus padres. Las consecuencias sicológicas son fuertes, sostiene el informe. Según otro testimonio, ya no dormimos por el riesgo. La discriminación y la exclusión contra los zapatistas es marcada, y las provocaciones constantes.

Se documentaron diversas amenazas de muerte. Por ejemplo, el 27 de marzo autoridades ejidales y municipales se reunieron en un lugar privado para compartir información sobre un hombre zapatista y decidir si lo matarían. Acordaron que una vez ejecutado, harían lo mismo con las demás bases del EZLN.

Durante su estancia en el ejido, la caravana vivió un clima hostil, y los partidistas amagaron con despojar a los observadores de sus vehículos.

Posteriormente, la misión de 10 organismos civiles se reunió con autoridades municipales de Chilón. Si bien el alcalde Leonardo Rafael Guirao Aguilar (del PVEM) no asistió, recibieron a los observadores el delegado de Gobierno Nabor Orozco Ferrer, el síndico Francisco Guzmán Aguilar y otros funcionarios municipales.

Ante la documentación de las violaciones a los derechos humanos, el síndico “reconoció el desplazamiento y el despojo de tierras de las bases del EZLN desde 2010, comentando que ‘lo que sí es cierto es que los zapatistas compraron tierras, pero se las volvieron a quitar porque no pagan predial, luz ni agua’, pero negó la existencia de una situación de violencia en la actualidad”. El delegado de Gobierno admitió que existen intereses políticos detrás de estos sucesos por parte de algunas personas que podrían estar provocando la conflictividad.

La misión detectó precariedad alimentaria en las familias del EZLN. No les permiten realizar su proyecto de vida, entre otras situaciones que podrían constituirse como actos de tortura por la violencia generalizada y constante en su contra.

Lamentamos la no acción del gobierno de Chiapas, que ha tolerado las violaciones constantes a los derechos humanos, declara la Red por la Paz, y exige que se garanticen salud, educación, vivienda y libertad de tránsito de las bases de apoyo del EZLN. Existe riesgo inminente de que por segunda ocasión (la primera fue en 2010) se realice un desplazamiento forzado por parte de habitantes del mismo ejido, afiliados al PRI, PVEM y PRD. Ponemos de manifiesto al gobierno de la gravedad y urgencia de la situación, por lo que le pedimos tomar acciones inmediatas para evitar daños irreparables a la vida e integridad personal de los indígenas pertenecientes al EZLN, concluye el reporte.

http://www.jornada.unam.mx/2013/04/26/index.php?section=politica&article=028n2pol

~

***********

~

Zapatistas denuncian agresiones de simpatizantes de PRI y PVEM

Amenazan a misión civil de la Red por la Paz de Chiapas

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Miércoles 24 de abril de 2013, p. 22

San Cristóbal de las Casas, Chis., 23 de abril.

pic2zapatistasLa junta de buen gobierno (JBG) de los Altos, con sede en el caracol zapatista de Oventic, denunció las numerosas agresiones que han venido sufriendo en el ejido San Marcos Avilés (Chilón) las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en particular este año. Los agresores son identificados como partidistas del PRI y del PVEM.

El comunicado se da en un contexto en el cual este domingo fue amenazada la misión civil de la Red por la Paz de Chiapas durante su visita a la comunidad tzeltal para documentar la violaciones constantes a los derechos de las bases zapatistas. El Frayba, uno de los 10 organismos participantes, denunció que “los partidistas amenazaron a la ‘Caravana Civil de Observación’ con quitarle los vehículos”, y advirtieron que si no los entregaban a la buena sería a la mala, y si corre sangre, va a correr. Las amenazas no se concretaron, pero dan idea del clima en San Marcos Avilés. La caravana concluyó sin más incidentes, y anunció un informe para los próximos días.

En tanto, la JBG recuerda que ha venido denunciando todos los actos vergonzosos de estas personas partidistas que provocan problemas entre indígenas de la misma comunidad; son organizados por los gobernadores Juan Sabines Guerrero y, ahora, Manuel Velasco Coello. Los tres niveles de gobierno no han hecho nada para detener las injusticias que se están cometiendo en contra de nuestros compañeros. Y apunta: La respuesta a nuestras denuncias ha sido de groserías, burlas y más amenazas.

El comunicado detalla más de 20 agresiones contra las familias zapatistas desde julio de 2011 hasta la semana pasada, cuando un zapatista fue despojado de un predio por el edil de Chilón, quien mandó un tractor para aplanar un solar de 32 por 25 metros propiedad de Javier Ruiz Cruz, y así empezó a trabajar, resguardado por 120 personas de los diferentes partidos el 17 de abril. Nuestro compañero no pudo hacer nada por defender su propiedad.

El siguiente día el tractor continuó trabajando en el solar, rodeado por la misma cantidad de personas partidistas y siete camiones de volteo para cargar grava. Antes, el pasado 29 de enero, Ruiz Cruz había informado a la JBG que el terreno, a orillas de una laguna, fue cercado por los agresores, entre rumores de que se trata de la construcción de un campamento militar.

Desde 2011 no han cesado las amenazas y hostigamientos, encabezados habitualmente por el policía municipal y el militante del PVEM Lorenzo Ruiz Gómez. La JBG relata diversas agresiones contra las familias autónomas: despojo de tierras, robo de cultivos y animales, saqueo de cafetales, amenazas de muerte, falsas acusaciones, suspensión de servicio eléctrico y agresiones armadas y con piedras, junto con arbitrariedades de funcionarios municipales de Chilón abiertamente coludidos con los agresores del PRI y PVEM en San Marcos Avilés.

Ya en marzo de 2012 el priísta Ernesto López Núñez alardeaba que los de su partido tienen un nuevo plan para desalojar a los zapatistas y que habría una segunda etapa para quitarles sus derechos.

El 3 de marzo pasado agresores y autoridades del PVEM se reunieron con el principal cabecilla (el mencionado Ruiz Gómez), quien habría dicho que no hay otra forma que asesinar a los hijos de nuestros compañeros, y después pidió a sus cómplices que asesinen a Juan Velasco Aguilar y a los demás zapatistas; sus correligionarios, según la JBG, se dijeron listos para hacerlo y que tienen suficientes armas.

La JBG de Oventic culpa directamente a los mencionados Ruiz Gómez y López Núñez, así como a los hijos del primero, Sócrates e Ismael Ruiz Núñez. Añade a los priístas José Cruz Hernández, Santiago Cruz Díaz, Vicente Ruiz López, Manuel Vázquez Gómez y José Hernández Méndez, además de los verdes Rubén Martínez Vásquez, Manuel Díaz Ruiz, Victor Núñez Martínez, Victor Díaz Sánchez y otras 30 personas. Estos agresores no dejan vivir en paz a las bases zapatistas, que ya fueron desalojadas temporalmente en 2010.

~

*************

~

Misión civil en Chiapas ante amenazas a bases del EZLN

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Domingo 21 de abril de 2013, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis., 20 de abril.

_____SanMarcosAviles-SOLIDARIDADLos integrantes de la Red por la Paz en Chiapas informaron que este domingo y el lunes 22 realizarán una misión civil de observación y documentación a la comunidad de San Marcos Avilés, en el municipio de Chilón, con el fin de recopilar testimonios, después de las recientes amenazas de desplazamiento forzado a las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) por parte de habitantes del mismo ejido, afiliados a diferentes partidos políticos.

Los 10 organismos civiles que participan en la acción, y que han manifestado repetidamente su preocupación por la población zapatista de dicha comunidad, anunciaron que también esperan reunirse con el presidente municipal de Chilón, Leonardo Rafael Guirao Aguilar, y el delegado de gobierno en la zona, Nabor Orozco Ferrer.

Solicitaron además a defensores de derechos humanos, medios de comunicación y la opinión pública estar atentos a lo que pueda suceder en el marco de la misión. Al finalizar esta visita a las familias tzeltales bajo amenaza, los observadores darán un informe.

Las amenazas

Señalaron la importancia de la observación y de las reuniones con autoridades para frenar la escalada de amenazas y su posible concreción, más aún tomando en cuenta que entre agosto y octubre de 2010, 170 bases zapatistas del ejido San Marcos Avilés ya habían sido desplazadas, y que en la actualidad siguen en situación precaria, despojadas de sus tierras de trabajo y bajo constante amenaza a su integridad y seguridad personal.

La Red por la Paz en Chiapas, creada en 2000, se presenta como un espacio de reflexión y acción que mantiene un análisis permanente sobre el contexto local y nacional, con acciones puntuales, como pronunciamientos ante hechos de gravedad o misiones de observación. Conforman la Red: Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de La Nada, Centro de Derechos Indígenas (Cediac), Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria (Coreco), Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas (Desmi), Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), Educación para la Paz (Edupaz), Servicio Internacional para la Paz (Sipaz), Enlace-Comunicación y Capacitación, y Centro de Derechos de la Mujer Chiapas.

http://www.jornada.unam.mx/2013/04/21/index.php?section=politica&article=016n1pol

~

***********

~

Se agrava acoso contra bases de apoyo del EZLN en ejido San Marcos Avilés, Chiapas

Partidistas amagan con encarcelar a la JBG de Oventic si interviene por el tema de desplazados

Foto

Indígenas tzotziles bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en el municipio autonómo de Oventic, ubicado en la zona Altos del estado de Chiapas

Foto archivo/ La Jornada

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Miércoles 6 de marzo de 2013, p. 33

San Cristóbal de las Casas, 5 de marzo.

Es cada día más grave la situación de amenaza, hostigamiento y tensión contra las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el ejido San Marcos Avilés (municipio de Chilón), por seguidores del PRI, del PRD y del Partido Verde Ecologista de México, cuyos cabecillas incluso han amagado conencarcelar a la junta de buen gobierno (JBG) de Oventic, en caso de intervenir.

Según información confiable, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) refiere que esta situación se agudizó desde el 23 de febrero, cuando lospartidistas se reunieron con un diputado local de Chiapas no identificado en Ranchería Yoc’ja, Chilón. “Posterior a esta reunión se realizó una asamblea en San Marcos Avilés, donde los partidistasmanifestaron: Habrá guerra contra las bases de apoyo porque ya no hay otra forma de resolver el problema.

El día 24 se generaron fuertes rumores de que en los próximos díaslos partidistas los desalojarían junto con otras comunidades, por lo que la comunidad de bases zapatistas estuvo en alerta.

El día 26, a las 20 horas, el comisariado ejidal Ernesto Pérez Núñez anunció por el aparato de sonido de la comunidad una reunión de asamblea para el día siguiente, a la que deberían acudir los 70 ejidatarios, así como los pobladores que no lo son. El comisario advirtió además: Nadie de un otro lugar tendrá el derecho de venir a arreglar los problemas del ejido, y si vienen los de la JBG los vamos a encarcelar.

Del 27 de febrero al día de hoy, las familias zapatistas están viviendo una situación de grave tensión, amenaza y hostigamiento directos de un desplazamiento forzado por los partidistas.

El Frayba considera la urgencia de atender la situación de hostigamiento debido a que está ocasionando graves violaciones a los derechos humanos, relacionados a la integridad y seguridad personal, residencia y libre tránsito, entre otros. Además de afectar a la convivencia y armonía en la comunidad y familia, repercute en una potencial crisis humanitaria con posibles consecuencia de difícil reparación en caso que se efectúe por segunda ocasión un desplazamiento forzado contra las bases zapatistas, como ya ocurrió en abril de 2010.

La nueva escalada contra las familias autónomas ya había sido denunciada en días pasados (La Jornada, 24/2/13). Las autoridades estatales han brillado por su inacción para conjurar la posible violencia contra los zapatistas de la comunidad tzeltal.

Amicus curiae por Patishtán

La Universidad de Minnesota en Estados Unidos, presentó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un recurso de amicus curiae (amigo de la corte) en el cual argumenta que en el caso de Alberto Patishtán se debió descartar la evidencia desde un inicio,ya que fue obtenida en forma ilícita y con esto se vulneraron sus derechos fundamentales, los cuales existían desde antes de la publicación de las nuevas tesis y jurisprudencia de la SCJN. El Estado mexicano estaba obligado a proteger y garantizar los derechos del preso.

La defensa de Patishtán validó el argumento desarrollado en el escrito (en un amicus curiae, expertos en un tema ajenos a un juicio expresan su opinión respecto a algún caso en particular, aportando elementos que puedan resultar trascendentes en la decisión del tribunal). Ello, porquesostiene elementos jurídicos por los cuales la SCJN debe asumir su competencia y abordar el asunto de fondo en la cuestión estricta de la violaciones a las garantías y protección judicial, derechos que fueron atropellados en todo momento en el procedimiento penal.

Mientras tanto, los Solidarios de la Voz del Amate, integrantes de la Sexta declaración de la selva Lacandona recluidos en el penal de San Cristóbal de las Casas, también se pronunciaron al respecto: Después de casi 13 años de encarcelamiento injusto a nuestro compañero Alberto, ha llegado el momento que se descubran las anomalías e irregularidades en su expediente. Este miércoles habrá audiencia para discutir la reasunción de la competencia de la SCJN en el asunto; confiamos en que los ministros cuando descubran todas las mentiras en el caso de nuestro hermano, dictarán su liberación inmediata.

http://www.jornada.unam.mx/2013/03/06/index.php?section=politica&article=033n1pol

~

*************

~

Militantes partidistas y policías exigen a zapatistas pago del impuesto predial

Hay riesgo inminente de expulsión en ejido de Chilón, advierte el centro Frayba

No lo haremos; el gobierno no actúa ante las denuncias presentadas: base de apoyo del EZLN

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Domingo 24 de febrero de 2013, p. 19

FOTOSMA3San Cristóbal de las Casas, Chis. 23 de febrero. Existe riesgo inminente de expulsión de las familias zapatistas del ejido San Marcos Avilés, en el municipio de Chilón, por parte de habitantes del mismo ejido afiliados a los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista de México (PVEM). El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) emitió hoy una acción urgente para demandar a los gobiernos federal y estatal garantías para los indígenas amenazados.

El pasado martes 19, autoridades ejidales y policías de la comunidad,de manera agresiva, entregaron un escrito a las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), exigiéndoles el pago del impuesto predial. Los civiles zapatistas argumentan sus razones para no participar en ningún espacio de los gobiernos estatal y federal: Hemos sufrido mucho por todas las agresiones de estos grupos partidistas, y el gobierno no ha hecho nada. Ahora no es el momento de pagar, pues estamos en resistencia y exigimos el respeto a nuestro derecho a nuestras tierras. Si no recibimos nada del gobierno, no vamos a pagar impuestos.

Las autoridades ejidales les replicaron que tienen que pagar porque es orden del presidente municipal y (la secretaría) de Hacienda. De lo contrario serían desalojados. Los vamos a detener nosotros mismos y los llevaremos con las autoridades. Les vamos a cortar la luz y el agua, dijeron.

El día 20 se reunieron lospartidistas para acordar acciones contra las bases del EZLN. Éstos, según testimonios recogidos por el Frayba, redactaron un acta de acuerdo donde asientan que buscarán la forma para desalojarlos, además de dirigirse a los gobiernos municipal y estatalpara buscar estrategias para el desalojo de los zapatistas de la comunidad.

El día 21 los partidistas, salieron muy temprano de San Marcos Avilés con el objetivo de cumplir el acuerdo y hablar con el presidente municipal y la Procuraduría Agraria en Ocosingo,para activar el desalojo, enviando además escritos a los gobiernos municipal, estatal y federal.

Las bases del EZLN refieren que las autoridades ejidales lesinformaron esto. Esa noche, alrededor de las 21 horas, los ejidatarios oficialistas amenazaron a los zapatistas, argumentando que el edil de Chilón dio la orden de desalojo y que el próximo lunes 25 solicitarán la intervención del gobierno del estado en Tuxtla Gutiérrez.

El centro Frayba manifiesta su preocupación por el inminente riesgo a la vida, integridad y seguridad personal que sufren las bases zapatistas de San Marcos Avilés, derivado de las amenazas de muerte y hostigamientos, que han aumentado en las semanas recientes.

A esto se añaden el desplazamiento forzado y el despojo de sus tierras de sustento desde el 9 de abril de 2010, situación que los ha llevado a una crisis alimentaria y la amenaza constante contra su proceso de autonomía.

El centro Frayba destaca la responsabilidad del gobierno de Chiapas, que por omisión deliberada no ha actuado para garantizar la integridad y seguridad personal de las bases zapatistas y el acceso a sus tierras, a pesar de las diversas intervenciones enviadas por el propio organismo exigiendo al gobierno mexicano las medidas necesarias para garantizar la integridad y seguridad personal de los indígenas amenazados, así como su derecho a las libertades fundamentales de libre expresión y pensamiento, así como su derecho a las tierras enajenadas y al proceso autonómico que construyen en el marco del derecho a la libre determinación de los pueblos.

Cabe recordar que el 9 de septiembre de 2010, la Junta de Buen Gobierno de Oventic denunció el desplazamiento forzado de 170 hombres, mujeres y niños zapatistas del ejido, después de que en agosto de ese año los zapatistas construyeron la primera escuela autónoma en el ejido.

Ese día, 30 personas del ejido, encabezados por Lorenzo Ruiz Gómez y Vicente Ruiz López, ingresaron de forma violenta, con palos, machetes y armas de fuego en las casas de los zapatistas e intentaron violar a dos mujeres, quienes lograron escapar. Para no responder a la agresión, las familias zapatistas se refugiaron en el monte. Luego de 33 días de desplazamiento, las 27 familias retornaron a su comunidad el 12 de octubre. Durante más de dos años han permanecido en condiciones precarias, despojados de sus tierras y bajo constantes amenazas, que ahora podrían cumplirse.

http://www.jornada.unam.mx/2013/02/24/index.php?section=politica&article=019n1pol

~

***********

~

Tras 13 meses encarcelado, liberan por falta de pruebas a tzeltal acusado de homicidio

Saben que soy inocente, que armaron mi delito, dice el simpatizante zapatista a su salida

Sántiz López denuncia que un servidor de la PGR le confirmó que lo obligaron a aprehenderlo

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Sábado 26 de enero de 2013, p. 19

Francisco3San Cristóbal de las Casas, Chis. 25 de enero. Francisco Sántiz López, base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), salió libre esta tarde del penal sancristobalense, debido a la ausencia de pruebas por los cargos que lo mantuvieron en prisión 13 meses y medio.

Padre de ocho y abuelo de 12, campesino y comerciante tzeltal que ha militado en las bases zapatistas por más de 20 años, declaró, al dar los primeros pasos al otro lado de las rejas: Ahí vamos a seguir la lucha en el EZLN, a seguir el camino, vamos a ganar.

La exigencia de su libertad había generado un movimiento internacional de solidaridad en cerca de 30 países, que se expresó a lo largo de 2012 en plazas públicas y frente a consulados y embajadas de México en los cinco continentes. En dichas movilizaciones también se demandó la liberación de Alberto Patishtán Gómez, adherente dela otra campaña, quien permanece en prisión desde 2000.

Saben que soy inocente, que me armaron mi delito, declaró Sántiz López a la prensa que lo esperaba a las afueras del Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 5. Primero me acusaron por homicidio, y salí bajo fianza y quedé por portación de armas.

Cabe recordar que el motivo original de su encarcelamiento fue la acusación, pronto desmentida, de que participó en hechos violentos en la comunidad Banavil (Tenejapa), cuando un grupo priísta agredió a familias simpatizantes del EZLN el 4 de diciembre de 2011. En los hechos perdieron la vida un atacante y uno de los agredidos, cuyos restos no han sido localizados, con excepción de un brazo. Como resultado de esos hechos, a la fecha se encuentran desplazadas seis familias indígenas.

Tres meses después, Sántiz López fue exonerado por el juez, pero una nueva acusación por parte de la Procuraduría General de la República (PGR), por presunta portación de arma prohibida, lo retuvo hasta hoy en el penal de San Cristóbal. Esta tarde a las 18 horas, rodeado por una veintena de simpatizantes que le aplaudían y lo abrazaban, llevando un ramo de flores en las manos bajo la llovizna y la neblina, Sántiz López sostuvo: En Banavil el director de procuraduría indígena me levantó mis acusaciones.

Desde el principio, ninguno de los cargos en contra suya pudo ser acreditado, mientras que existían numerosos testigos de que no estuvo en el lugar de los hechos y no portaba ninguna arma al ser detenido en la cabecera municipal de Tenejapa el mismo día.

Hoy relata que el pasado 16 de enero hubo una fuga de dos personas en este penal, y se realizaron cateos. El de la PGR se le aproximó y dijo: “¿Aquí estás? Le dije ‘no hay delito’ y él me dijo ‘me obligaron, me obligaron, vamos a platicar Francisco, aguántale vamos a platicar muy bien, voy a informarme quién me obligó de nosotros que levantara tus acusaciones’. El PGR me dijo claro; es el ministerio público conjuntamente con el juez de Tenejapa Alonso Méndez Guzmán”.

La liberación del civil zapatista se precipitó ayer cuando el magistrado Leonel Jesús Hidalgo ordenó resolver en 24 horas su situación jurídica,considerando que no han sido tomadas en cuenta todas las pruebas existentes a favor de Sántiz López que indican que no fue partícipe de los actos que se le imputan.

Por su parte, el profesor Alberto Patishtán Gómez, a nombre de los presos de la otra campaña, anunció que esta mañana realizaron una peregrinación y una ceremonia religiosa para unirse a la movilización del pueblo creyente en la ciudad de San Cristóbal, en el segundo aniversario del fallecimiento del obispo Samuel Ruiz García.

Patishtán denunció al nuevo director del penal, Wenceslao Urbina Gutiérrez, y al contador Flaviano Clemente Avendaño, de negarle el medicamento que necesita administrarse desde que fue intervenido de un tumor intracraneal a fines de 2012. También denunció que ahora los custodios hostigan e intimidan a los familiares de los presos de la otra campaña, y los despojan de los alimentos que éstos llevan a los internos.

Demandó por último la libertad suya y de los demás miembros de la Voz del Amate y Solidarios de la Voz del Amate.

http://www.jornada.unam.mx/2013/01/26/index.php?section=politica&article=019n1pol

~
***************
~

Libertad inmediata para el indígena Francisco Santiz López, exige el Frayba

El gobierno federal no tiene elementos para retenerlo, asegura el centro

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Viernes 11 de enero de 2013, p. 20

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) sostuvo que el gobierno federal no tiene elementos para seguir privando de la libertad a Francisco Santiz López, base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y debe liberarlo inmediatamente, toda vez que el pasado día 3 el magistrado del primer tribunal unitario del vigésimo circuito otorgó el amparo y protección de la justicia federal en favor del comerciante y campesino tzeltal de Tenejapa, Chiapas, cuya libertad han exigido decenas de organizaciones y colectivos y miles de personas en 30 países, así como la junta de buen gobierno de Oventic.

La determinación reconoce que el juez primero de distrito de procesos penales federales en Chiapas transgredió sus garantías judiciales, al retenerlo en prisión. Según el Frayba, para acreditar el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, atribuido al indígena, sólo se basó en pruebas que le perjudicaban, sin valorar todas las existentes, como lo son ocho testimonios que refieren textualmente que Santiz López no portaba arma alguna; existen otras pruebas en el mismo expediente que el juez también omitió considerar.

Cabe recordar que el civil zapatista, acusado falsamente de participar en una agresión de grupos priístas contra familias de Banavil, municipio de Tenejapa, más de 13 meses atrás, permanece encarcelado en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 5, en San Cristóbal de las Casas, desde el 4 de diciembre de 2011. Si bien fue exonerado de todos los cargos a los pocos meses de su detención, las autoridades decidieron retenerlo en el penal con la tardía acusación de haber portado un arma prohibida, lo cual nunca pudieron corroborar.

El Frayba apunta que, como consecuencia del amparo otorgado, se ordena al juez que determine la situación jurídica del preso, tomando en consideración todas las pruebas y no sólo las que le perjudican, como lo hizo en el auto de formal prisión impugnado.

Ante esto, el citado juez tiene la oportunidad de hacer justicia, pudiendo otorgar la libertad inmediata al indígena. El Frayba también considera que es una buena oportunidad para que el gobierno de Chiapas haga lo necesario para cumplir con lo que el gobernador Manuel Velasco Coello expresó el primero de enero en referencia a la situación de Santiz López y del profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez, adherente de la otra campaña: Para el gobierno estatal es necesaria su pronta excarcelación.

No olvidemos que su antecesor, Juan Sabines Guerrero, fue pródigo en declaraciones similares y promesas al respecto que no cumplió.

Por lo demás, el Frayba llama a poner fin a las prácticas en donde el Estado mexicano utiliza el sistema de procuración y administración de justicia para criminalizar a bases de apoyo del EZLN. Considera imprescindible respetar los avances en el derecho a su libre determinación, a través de la autonomía zapatista, con base en los acuerdos de San Andrés y sus referentes internacionales: convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En tanto, Rosario Díaz Méndez, preso de la otra campaña e integrante de la Voz del Amate, ha sufrido dilaciones injustificadas de la juez de Simojovel durante los tres meses recientes. La magistrada ha pospuesto reiteradamente la audiencia de derecho para revisar su caso y dar pie a su liberación. Ante una nueva audiencia inminente, los presos de la otra campaña dijeron en un comunicado que esperan que la juez la realice con responsabilidad.

http://www.jornada.unam.mx/2013/01/11/index.php?section=politica&article=020n1pol

 ~

************

~

Denuncia JBG daños a zona arqueológica de Toniná; pide renuncia de la directora

Una tienda colectiva de artesanía, pretexto para girar orden de aprehensión contra Alfonso Cruz

Octavio Albores, presidente municipal, destruye tumbas mayas para construir un puente, acusa

HB Tonina woodJulissa Camacho Ramírez, directora del sitio de Toniná, traslada en vehículos oficiales del INAH madera para construir su casa en Ocosingo

Foto Hermann Bellinghausen

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Martes 11 de diciembre de 2012, p. 18

La junta de buen gobierno (JBG) El camino del futuro, con sede en el caracol Resistencia hacia un nuevo amanecer, en la Garrucha, Chiapas, denunció la estrategia de perseguir y encarcelar a nuestros compañeros inocentes, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). En esta ocasión el perseguido es Alfonso Cruz Espinosa, del pueblo San Antonio Toniná, contiguo a la zona arqueológica de Toniná y próximo a la cabecera municipal de Ocosingo.

Las autoridades de la JBG denuncian los hechos ocurridos en el municipio autónomo Francisco Gómez; en nuestro territorio, especifican. Según versiones, el compañero Cruz Espinosa tiene una orden de aprehensión en su contra. Dicha orden habría sido girada con el simple pretexto de que el municipio autónomo construyó una tienda colectiva de artesanía en ese lugar, en nuestro terreno recuperado, para el beneficio de nuestros compañeros en resistencia.

La JBG exige a los tres niveles del mal gobierno que respeten los acuerdos firmados el 28 de enero de 2006 en la oficina del consejo autónomo de Francisco Gómez, porque nosotros sí sabemos respetar los acuerdos. Apunta que los zapatistas estamos respetando el terreno que tiene trabajando la señora Socorro Espinosa Trujillo y sus hijas Berenice y Dalia Maribel Cruz Espinosa. Desde años atrás, los anteriores gobiernos estatal de Juan Sabines Guerrero y municipal (panista) de Arturo Zúñiga maniobraron para enfrentar a la familia Cruz Espinosa contra Alfonso, dueño legítimo de los terrenos que rodean el sitio arqueológico, con la finalidad de sustraerlos del territorio autónomo zapatista y darles aprovechamiento comercial.

La JBG también denuncia que el actual presidente municipal de Ocosingo, Octavio Albores Cruz (priísta) está destruyendo montículos y tumbas mayas para la construcción de un puente en beneficio del ex alcalde Zúñiga y otros rancheros de esa zona, y se pregunta: ¿No es un delito destruir patrimonio de la nación?

Exigen renuncia del arqueólogo residente Juan Yadeum

La JBG y el municipio autónomo Francisco Gómez exigen la renuncia del arqueólogo residente Juan Yadeum y la directora del sitio de Toniná, Julissa Camacho Ramírez, como se había acordado y firmado por los tres niveles del mal gobierno el 28 de febrero 2009, porque ellos son los que siguen provocando y siguen generando más problemas. Ambos han sido señalados como cómplices, al menos por omisión, de estas obras ilegales que afectan y dañan el patrimonio arqueológico.

La directora Camacho Ramírez además ha sido denunciada por múltiples irregularidades, como emplear vehículos oficiales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para trasladar madera –talada ilegalmente en el predio Campo Alegre– que emplea en la construcción de su casa en Ocosingo, sin que intervenga el INAH, en Chiapas a cargo de Emilio Gallaga Murrieta. Esos mismos vehículos son empleados para trasladar a los hijos de los militares que residen en la base de Toniná.

Las autoridades rebeldes exigen a los tres niveles del mal gobierno que cancele de inmediato la orden de aprehensión contra nuestro compañero Alfonso, porque no tiene ningún delito. Decimos muy claro: no vamos a permitir que haya más injusticia contra las bases de apoyo de nuestro EZLN, aunque los tres niveles del mal gobierno busquen formas y estrategias para chingarnos y debilitar nuestra lucha y resistencia. Nosotros seguimos y estamos firmes para defendernos de cualquier provocación en contra de nuestras bases.

La junta advierte: Seguiremos al pendiente de lo que pueda pasar y responsabilizamos directamente a los tres niveles de los malos gobiernos, a Julissa Camacho Ramírez, Juan Yadeum, así como María del Socorro Espinosa Trujillo y sus hijas.

http://www.jornada.unam.mx/2012/12/11/index.php?section=politica&article=018n1pol

*************

Bases de apoyo zapatistas inauguran tienda de artesanías en Toniná, Chiapas

Pese a acciones en contra del proyecto, persistieron en la determinación de abrir su local

Autoridades intentaron impedir la colocación de un letrero que anuncia la apertura

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Miércoles 5 de diciembre de 2012, p. 19

Toniná, Chis., 4 de diciembre. Centenares de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), de diversas comunidades del municipio autónomo Francisco Gómez, inauguraron esta mañana una tienda de artesanías en las afueras del sitio arqueológico de Toniná, en el valle de Ocosingo. La ceremonia fue rubricada por cohetones y contó con la presencia de las bordadoras y artesanas, en su mayoría tzotziles, cuyos trabajos se expenderán en el nuevo establecimiento.

Después de ciertas turbulencias regionales en semanas recientes, campañas de rumores y agresiones de la policía municipal contra la tienda zapatista, ésta abrió sus puertas sin contratiempos. En la prensa y la radio locales se decía que era un bloqueo, una caseta ilegal de cuota o un intento de obstruir al turismo (el cual es, por cierto, cada año más numeroso). Algunos diarios estatales también registraron versiones más objetivas. Y si bien la policía de Ocosingo vino a esparcir la arena que usaban los zapatistas en la edificación de su local días atrás, el nuevo presidente municipal, Octavio Albores Cruz, priísta de larga trayectoria pero elegido como candidato verde, se presentó con los indígenas rebeldes para deslindarse de la agresión policiaca y reponer la arena.

La situación conflictiva debe mucho al ex alcalde panista Arturo Zúñiga Urbina, quien antes de dejar el cargo se aseguró de disponer de 9 millones 165 mil pesos para construir un andador turístico Ocosingo-Toniná en terrenos de su propiedad y de dos socios, pagados con dinero federal y estatal de las administraciones calderonista y sabinista. Para ello han destruido montículos y tumbas del sitio arqueológico y han usado piedras de la antigua ciudad maya para allanar el paso a un parador turístico, restaurante, plaza de acceso, puente, estacionamiento, pórtico y andadores, según la propia descripción oficial.

Una ancha calzada adoquinada y con banqueta se abre en medio del paraje rural; se prevé que alojará unmercado de artesanías y comederos, controlados por los propietarios de las instalaciones pero atendidos por indígenas en condición de empleados. Hoy están muy activos los trabajadores y las máquinas de una constructora privada, propiedad de Manuel Albores Cruz, sobrino del nuevo edil, pero rival suyo. Su padre, y hermano del alcalde, Héctor Albores, fue el candidato perdedor del PRI en las pasadas elecciones.

Así, todo queda en familia, mientras las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se abstienen de intervenir, a pesar de que su director regional, Emilio Gallaga Murrieta, tiene conocimiento de la situación. Los trabajadores del propio INAH han manifestado su inconformidad con estas obras turísticas que privatizan una zona que es propiedad de la nación y patrimonio de la humanidad, y además la dañan irremisiblemente.

A todo esto, las familias zapatistas, animadas y variopintas, recorrieron hoy la gran pirámide, y dieron por iniciados los trabajos de su establecimiento, en un predio de tierra recuperada justo en el acceso del sitio arqueológico. Un discreto letrero hecho con tablas expresa desde hoy, con una estrella roja al centro: Tienda artesanías autónoma zapatista, territorio rebelde. EZLN, Caracol III La Garrucha, municipio autónomo Francisco Gómez. Con este pequeño detalle, y lo privilegiado de su ubicación, han prendido las luces rojas del gobierno estatal, ya en sus últimas horas de vida. La tienda sí, el letrero no, han querido condicionar los funcionarios a los indígenas autónomos, pero éstos, como desde hace 18 años, hacen lo que de por sí dijeron que iban a hacer porque están en su derecho, argumento que hasta ahora ningún funcionario ha podido aquí rebatirles.

http://www.jornada.unam.mx/2012/12/05/politica/019n1pol

~

*************

~

Pese a su exoneración, cumple un año en la cárcel el zapatista Francisco Santiz López

Sólo es culpable de luchar por la justicia, clama la otra campaña desde Nueva York

El gobierno de Juan Sabines no honró sus compromisos con los presos políticos: Patishtán

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Jueves 6 de diciembre de 2012, p. 19

San Cristóbal de las Casas, Chis., 5 de diciembre. Francisco Santiz López, base de apoyo zapatista de Tenejapa, cumplió este lunes un año encarcelado, a pesar de que fue exonerado por el juez hace ya meses.

El gobierno de Juan Sabines Guerrero no honró sus compromisos con los presos políticos, declaró a La Jornada Alberto Patishtán Gómez, vocero de los presos de La Voz del Amate y Solidarios de La Voz de Amate, adherentes de la otra campaña en el penal de San Cristóbal de las Casas. Los propios reclusos dieron a conocer un breve mensaje, y la otra campaña en Nueva York, al destacar la fecha, reportó las acciones solidarias y de protesta en 29 países en favor de estos presos.

“El compañero Francisco Santiz manda decir: ‘no me cansaré de pedir justicia’”, añadió Patishtán. “Él es un ejemplo importante de los delitos que se ‘imponen’ a los inocentes que están en las cárceles de México”. El Movimiento por Justicia del Barrio de Nueva York, por su parte, lo puso así: “Francisco sólo es culpable de luchar por la justicia, dignidad, y democracia. Y como él mismo nos recordó en julio, mediante una carta desde la cárcel, ‘luchar es vivir’”.

El 4 de diciembre de 2011, a las 12 horas, Santiz López fue detenido en la cabecera municipal de Tenejapa, acusado de participar en unos hechos violentos ese mismo día en Banavil, donde murió uno de los agresores priístas y desapareció uno de los agredidos, simpatizantes pero no bases zapatistas. Nunca se demostró que él estuviera presente en los hechos; al contrario, todos los testimonios lo ubicaron lejos de Banavil. Por eso lo exoneró un juez, pero al momento de su liberación, las autoridades presentaron una nueva denuncia en su contra, por el delito (federal) de portación de arma prohibida. Los cargos son infundados, pero han servido para mantenerlo en poder del Estado.

Los presos indígenas de la otra campaña expresaron: “Se ha ido un sexenio más del gobierno federal y estatal, donde dejaron huellas que la sociedad jamás podrá olvidar: muertes, desapariciones, encarcelamientos, alto índice de violencia. A pesar de esto, ellos hacen declaraciones públicas (de) que todo problema o cuestión de justicia ‘está concluido’, como declaró en días pasados el gobernador Juan Sabines Guerrero”.

“Por esta versión errónea hacemos desmentir totalmente esa publicación (inserción gubernamental, La Jornada, 17 de noviembre), porque a pesar de demostrar nuestra inocencia, hasta el día de hoy seguimos presos, no nos han hecho justicia por nuestros encarcelamientos injustos. Es por ello que denunciamos públicamente estos atropellos y violaciones a nuestros derechos humanos, exigimos justicia y nuestra libertad inmediata e incondicional”, concluye el colectivo de presos en San Cristóbal de las Casas, al que pertenecen Santiz López (base del EZLN), Patishtán Gómez y Rosario Díaz Méndez (La Voz del Amate), y los Solidarios de La Voz del Amate Pedro López Jiménez, Alfredo López Jiménez, Rosa López Díaz, Juan Collazo Jiménez, Juan Díaz López y Alejandro Díaz Santiz.

Inconformidad en la urbe de hierro

Desde Nueva York, la organización de migrantes mexicanos de la otra campaña, que ha sido muy activa en la organización de protestas y expresiones de solidaridad que encontraron eco en los cinco continentes, sostuvo hoy: Su detención y el tiempo que ha permanecido tras las rejas han sido absolutamente injustos, ya que Francisco nunca cometió ningún crimen. Además, a través de este año que él ha vivido en la cárcel hemos visto múltiples violaciones al debido proceso y otras irregularidades jurídicas en su caso.

El movimiento del barrio apunta: “Así es como funciona el llamado sistema de ‘justicia’ que controla a nuestro México, que es usado por los de arriba para reprimir a los de abajo en movimiento”. Y confía: Las paredes que encierran a nuestro hermano Francisco no pueden contra la memoria. Con el tiempo, toda pared se derrumba, pero la memoria de un pueblo que lucha por su dignidad nunca tendrá fin.

http://www.jornada.unam.mx/2012/12/06/index.php?section=politica&article=019n1pol

~

*************

~

Fraguan militantes del PVEM despojo de tierra en Chiapas

Denuncia JBG actos de provocación

Los zapatistas y su bases de apoyo enfrentan actos de injusticia y provocación en Motozintla, denuncia la junta de buen gobierno Hacia la esperanza. Imagen de archivo

Foto José Carlo González

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Domingo 25 de noviembre de 2012, p. 17

La junta de buen gobierno (JBG) Hacia la esperanza, de la zona selva fronteriza en Chiapas, con sede en el caracol de La Realidad, denuncióactos de injusticia y provocacióncontra bases de apoyo de EZLN del municipio autónomo Tierra y Libertad. Un caso involucra a dos zapatistas presos desde hace cinco meses bajo acusaciones falsas, pobladores de la fracción San Ramón en el municipio oficial de Motozintla. El otro es un intento de despojo de militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) contra el pueblo Che Guevara, ubicado en Belisario Domínguez, también Motozintla. Dan rabia las injusticias de los malos gobiernos, en todas partes nos están provocando.

Por cargos falsos, y por tanto sin probar, se encuentran en prisión los hermanos Aníbal y Carlos López Monzón, bases de apoyo zapatistas en San Ramón, detenidos por policías estatales el pasado 20 de junio, junto con otros dos hermanos, Jacobo y Juan.

Los hechos que originaron esta situación ocurrieron el 15 de mayo de 2011, cuando los tres primeros regresaban de sus trabajos a bordo de una camioneta. En el camino los esperaban Elfego Díaz Velásquez, César López de León (padre e hijo), Argelio Díaz López, Javier Díaz López, Julio Díaz López, Alba López de León, Alida López de León, Bulmaro Santiso López y Vidal López Velásquez, quienes los bajaron de la camioneta y los golpearon brutalmente con piedras y palos, intentando matarlos.

Aníbal, añade la JBG, resultó el más golpeado. Quedó inconciente, casi muerto. En ese momento una patrulla de Tapachula iba pasando, con el comandante Victoriano López Aguirre y cinco auxiliares, y cuando vieron que nuestros compañeros estaban siendo golpeados no intervinieron y se retiraron, convirtiéndose en cómplices de los agresores. Otros vecinos brindaron auxilio a los golpeados. A las 12 de la noche llegó una patrulla a recoger a los agresores, pero no para castigarlos, sino protegerlos. Con la complicidad de los licenciados Juan Antonio Gómez Coello y Antonio López de León, así como del Ministerio Publico de Motozintla, inventaron delitos falsos contra nuestros compañeros y su hermano.

Su único delito es ser zapatistas, dice la JBG. Los delincuentes son organizados y pagados por el mal gobierno para perseguir a los zapatistas; echan a andar a funcionarios corruptos como el MP de Motozintla Rodolfo Cruz Martínez, y el de Tapachula, que junto con los actores empiezan a inventar delitos: presuntos robos, lesiones, daños, allanamientos. Del mismo modo, seis vecinos no zapatistas que los auxiliaron el día del ataque, están acusados de similares delitos.

El 20 de junio, Aníbal y Carlos, con sus hermanos Juan y Jacobo, se dirigían a Tapachula. Para esa fechala banda de delincuentes ya habían ido a inventar delitos con sus cómplices, y así son detenidos los cuatro por policías ministeriales. La JBG indica: Hemos tratado de solucionar el problema, y el mal gobierno no ha querido. Se solicitó la intervención del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas. Éste pidió que los agresores rectificaran su declaración. “Los malos licenciados justifican a sus clientes delincuentes diciendo que ‘no llegaron’”.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha estado viendo el caso sin resultados, pura justificación de los malos gobiernos. La JBG asevera: Sólo queremos justicia. No somos mentirosos ni tramposos, no defendemos a los que hacen mal al pueblo, sean o no zapatistas. Juan y Jacobo López Monzón solamente auxiliaron a sus hermanos. Así son los malos gobiernos; no quieren que nadie nos auxilie a los zapatistas, quien lo haga es considerado un delincuente. La JBG demanda la libertad de los cuatro y que les paguen sus días y meses de trabajo, porque sus familiares están sufriendo ya que nadie les sustenta sus vida.

Por otro lado, la junta denuncia que miembros del PVEM pretenden despojar de tierras a las bases de apoyo del pueblo Che Guevara. El 17 de octubre, Manuel Barrios Hernández, de Che Guevara, fue balaceado por Olegario Roblero Rodríguez, por un problema de tierra que ya esta resuelto por la JBG.

En el terreno recuperado viven las bases del EZLN. El que era dueño está muerto, tiene su hijo y su hija Guillermo Pompilio e Ilse Gálvez Pinto. Por razones de zapatistas como somos, les dimos 30 hectáreas a cada uno y nos quedamos con 30 hectáreas y 4 quedaron sin repartirse porque no se pueden trabajar; 94 en total. Resulta que Guillermo e Ilse se ponen de acuerdo con los malos gobiernos y el partido en que están (PVEM) para desalojar a nuestros compañeros. Para ello, los que están actuando son Carmela Oseguera Ramos, Silvano Bartolomé Pérez, Fidadelfo Salas Verdugo, Heladio Pérez Rodríguez, Bersai y Misael Escobar, Olegario Roblero Rodríguez, Ángel Roblero Figueroa, Eusetis y Denser Oseguera, denuncia la JBG.

Responsabiliza de lo que está pasando y pueda pasar a los tres niveles de gobiernos: Oscar René Gonzáles Galindo (edil), Juan Sabines Guerrero, el nuevo mañoso de Manuel Velasco y al Calaverón de calavera de Calderón que ya se va.

http://www.jornada.unam.mx/2012/11/25/index.php?section=politica&article=017n1pol

*************

Festejan aniversario de la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

En San Cristóbal conmemoran el nacimiento del EZLN: 17 de noviembre de 1983

Con los actos culmina una nueva etapa de la campaña Eco mundial en apoyo a los zapatistas

En imagen de archivo, del 31 de diciembre de 2007, milicianos del EZLN saludan a la bandera en el aniversario del levantamiento armado, el 1º de enero de 1994

Foto Víctor Camacho

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Sábado 17 de noviembre de 2012, p. 17

Este sábado 17 de noviembre, al cumplirse 29 años de la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), culmina también una nueva etapa de la campaña Eco mundial en apoyo a los zapatistas, a la que en esta ocasión se sumaron colectivos y organizaciones sociales en 24 países y en muchas localidades del país. La semana que concluye se efectuaron acciones de protesta en consulados y embajadas de México en Londres, Amsterdam, Nueva York, Bilbao y Florencia, entre otras.

Un grupo de intelectuales del ámbito latinoamericano ha venido respaldando en los meses recientes estas campañas por los zapatistas de Chiapas con mensajes y análisis que, sin proponérselo, se han convertido en un diálogo público sobre el zapatismo actual. Los más perseverantes han sido Raúl Zibechi, Hugo Blanco, Sylvia Marcos y Gustavo Esteva.

Además, este sábado se realizará en San Cristóbal de las Casas el Festival de la Memoria para conmemorar el inicio de la organización político-militar del EZLN, ocurrido el 17 de noviembre de 1983 en la selva Lacandona, y que a partir de la aparición pública del EZLN, en enero de 1994, se ha convertido en una fecha memorable en muchas partes del mundo.

La terapeuta y feminista Sylvia Marcos expresa para el aniversario: “Trato de imaginar el proceso creativo profundo por el que pasaron esos primeros seres extraordinarios que se comprometieron a encontrarse con las luchas por la justicia ya existentes en la selva chiapaneca. No llegaron a ‘enseñarles’ cómo hacer la revolución. Tampoco a entrenarlos en la toma del poder por las armas. Lograron poner entre paréntesis sus entrenamientos previos, los marcos estrictos de teorías y prácticas de lucha que aprendieron antes de llegar. Allí, con los mayas insumisos y rebeldes, se trataba de aprender otros caminos”.

Como resultado de esa apertura mutua de guerrilleros e indígenas, y su posterior encuentro con la sociedad civil, “la búsqueda de la justicia se tornó más compleja, se volvió pacifica, se expresó en símbolos y expresiones mayas traducidos al español (por elsubcomandante Marcos)”, añade. La autora expresa varias preguntas que califica de lacerantes: ¿Por qué tanto miedo a los zapatistas por parte de los poderes tanto gubernamentales como fácticos? ¿Por qué esta concertación entre ellos en la agresión desmedida?

Ante el hecho de que los paramilitares (en Chiapas) están armados con la anuencia de los tres niveles del gobierno, Sylvia Marcos cuestiona: “¿Cuál es el peligro de la propuesta, la resistencia y la supervivencia zapatistas para el orden capitalista? ¿Será porque demuestran positivamente que otras formas de vida en justicia y dignidad son posibles? ¿Que las satisfacciones de la vida y la alegría de ser no tienen que regirse por el consumismo y la mercantilización? ¿Que se puede ‘vivir bien’, como aseguran las comunidades andinas en Sudamérica, con otras formas de organización, gobernanza y producción campesina en las que la mejor forma de vivir no es la acumulación de bienes materiales, sino la solidaridad comunitaria y compartir lo que hay?”

El escritor, periodista y analista uruguayo Raúl Zibechi confió en que las agresiones contra las comunidades zapatistas no conseguirán arrancar su semilla por la firmeza de las comunidades que sostienen su proyecto de vida desde hace décadas, pese a la represión, la muerte, el hambre y el aislamiento.

El pensador Gustavo Esteva a su vez apuntó: “Al celebrar un aniversario más de la fundación del EZLN no debemos olvidar el comportamiento extraordinario de quienes lo crearon. Importa, en particular, destacar un legado central que marca al zapatismo: fue desde el principio una creación intercultural que se construye en la interacción. Los zapatistas han creado una comunidad de aprendizaje, que se transforma continuamente al enlazarse con otras y otros.

En este aniversario, que honra la memoria de quienes perdieron la vida en este empeño, necesitamos destacar que las comunidades zapatistas requieren nuestra solidaridad. A medida que se consolidan sus logros, los malos gobiernos intensifican acciones para socavarlos, desmantelar sus instituciones, cerrarles el paso. Se emplea cada vez más a grupos paramilitares que realizan agresiones directas y respaldan a grupos locales que intentan apoderarse de los bienes de las comunidades zapatistas, incluso de sus tierras. La acción represora de los gobiernos se hace pasar falsamentecomo conflicto entre comunidades, concluyó Esteva.

http://www.jornada.unam.mx/2012/11/17/index.php?section=politica&article=017n1pol

************

Persiste el gobierno en inhibir movimientos de resistencia entre comunidades indígenas

Reactiva grupos armados como Paz y Justicia; siguen las agresiones en Chiapas: Frayba

El gobierno no reconoce a los desplazados debido al conflicto y la contrainsurgencia, indica

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Miércoles 14 de noviembre de 2012

En Chiapas, los desplazados internos por el conflicto armado y la contrainsurgencia no son reconocidos por el gobierno. Además, la militarización sostenida en la entidad pertenece a los escenarios de la estrategia de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (Aspan), a través de la Iniciativa Mérida, e incluye retenes permanentes e itinerantes que violan el derecho a la libertad de tránsito, con particular presencia en la zona fronteriza y el territorio zapatista, sostiene el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) en una evaluación del conflicto.

Siguen militarizadas las comunidades en las zonas de influencia del EZLN (el objetivo a destruir). A ello se suma la implementación de proyectos sociales del gobierno que,junto con organismos como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la ONU, han sido cómplices de la contrainsurgencia en este último sexenio, afirma el estudio, aparecido en el nuevo número de Yorail Maya, publicación periódica del Frayba.

El gobierno busca inhibir a los movimientos de resistencia con programas sociales para la división comunitaria, inmovilizando a los pueblos mediante ocupación militar y acciones de autoridades en complicidad con organizaciones de corte paramilitar y grupos ligados al gobierno de Juan Sabines Guerrero, con la finalidad de golpear a las comunidades en resistencia. Sobre la reactivación de los grupos armados, se identifica un patrón de confrontación directa de organizaciones progubernamentales con historial paramilitar, tal como Paz y Justicia, que agrede a las comunidades del municipio autónomo La Dignidad.

En el curso de los años, las autoridades han negado el desplazamiento a consecuencia de la guerra y la existencia de estos desplazados. Por ende, fue una accióncontradictoria y utilitaria que, por iniciativa del gobernador, el Congreso aprobara el 14 de febrero una Ley para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el estado, con el apoyo del PNUD, con la intención de atender esta problemática históricamente pendiente, que ha dejado una herida abierta, pérdidas irreparables e impunidad”.

Sin embargo, testimonios recibidos por el Frayba señalan que el PNUD y la Unesco han causado división comunitaria, debido a la continuidad de una política contrainsurgente que impulsan los gobiernos federal y estatal para la confrontación y la exclusión de los desplazados internos y los desplazados-retornados. Así responden las autoridades a la exigencia de estos de una atención bajo los principios rectores del desplazamiento de las Naciones Unidas.

En el Censo de Atención a Desplazados, el PNUD y el gobierno de Chiapas calculan que hay de 24 a 30 mil personas en esa situación. Dicho censo, aclara el Frayba, fue creado por el gobierno con grupos cercanos a él, en realidad solicitantes de tierra con una historia de exclusión y marginación diametralmente distinta a quienes padecieron desplazamiento forzado por la contrainsurgencia del Estado. Las instituciones involucradasbuscan tergiversar los crímenes de lesa humanidad cometidos en los Altos y la selva de Chiapas y mantenerlos impunes.

Entre otros, menciona como desplazados no reconocidos a 170 zapatistas de San Marcos Avilés, 87 de Comandante Abel y varias familias de Unión Hidalgo. Además, cuatro familias de Banavil, 36 personas de Viejo Velasco Suárez –donde en 2006 hubo una masacre–, cuatro familias de Busiljá y una menor secuestrada por paramilitares pesar de las medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El Frayba enfatiza que estos desplazados nunca fueron considerados como tales, y concluye: El desplazamiento interno no es un evento aislado, sino manifestación de la estrategia militar y contrainsurgente aplicada en Chiapas, que vulnera directamente el territorio de los pueblos indígenas.

http://www.jornada.unam.mx/2012/11/14/index.php?section=politica&article=023n1pol

************

“Esta tierra ya está entregada a quienes realmente la viven y la trabajan”: bases de apoyo zapatistas

noviembre 4,

Chiapas, México. “Debería darle vergüenza al mal gobierno decir que sus policías están para salvaguardar el orden y la paz social, cuando frente a ellos suceden robos, amenazas, movimientos

de paramilitares, disparos de armas de grueso calibre, y se realizan desalojos y despojos de las pertenencias y cosechas de nuestros compañeros”, manifiestan integrantes de la Junta de Buen Gobierno (JBG) “Nueva semilla que va a producir”, de la zona norte de Chiapas.

“Les preguntamos ¿qué es lo que quieren con todos estos actos? defínanse hablen claro como hablamos nosotros, mejor digan queremos matar. Desalojar, asesinar y robar. Es una pena que en México exista un mal gobierno que en su cabeza en vez de tener inteligencia tengan mierda en el cerebro”, señalan los zapatistas.

En días pasados, con abierta protección de la seguridad pública del estado, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de las comunidades Comandante Abel y Unión Hidalgo fueron despojados por paramilitares del municipio de Sabanilla de tierras y cosechas.

Estos terrenos –aproximadamente 11 hectáreas que estaban sembradas de maíz– fueron ocupados por paramilitares el 6 de septiembre pasado, quienes “ya se repartieron cada quien sus pedazos. Los invasores lo robaron y cosecharon todo, no dejaron nada y ahora sembraron frijol”, denunció la JBG zapatista.

El 8 de septiembre, alrededor de 150 agresores comenzaron a disparar balas, hasta que la situación ya no fue soportable y muchos huyeron a la comunidad autónoma zapatista de San Marcos, que se extiende desde Sabanilla hasta Tabasco. A pesar del peligro, 22 hombres y cinco mujeres que no tienen hijos pequeños se quedaron a defender sus tierras, animales, pertenencias y, sobre todo, su vida.
El 12 de septiembre la JBG visibilizó a través de un comunicado la gravedad de la situación: mujeres y niños habían sido desplazados, y había un total de 14 personas desaparecidas entre las comunidades Nuevo poblado de Comandante Abel y la comunidad cercana de Unión Hidalgo.

El Nuevo Poblado Comandante Abel está ubicado en tierras que fueron recuperadas por el EZLN del 1994. Hasta hace pocos meses la población que ahí vivía, se encontraba en la comunidad de San Patricio, resistiendo pacíficamente múltiples ataques paramilitares. Hace exactamente un año fue desplazada porque sus tierras fueron invadidas por paramilitares de Ostilucum, una comunidad cercana. La comunidad logró volver, pero perdió sus cosechas. Las amenazas de una nueva invasión y una posible masacre aumentaron, y las familias bases de apoyo del EZLN tomaron la decisión de trasladarse al anterior predio denominado “Lámpara”. A pesar de ello, continuaron las amenazas, y el 6 de septiembre los paramilitares de Unión Hidalgo invadieron las tierras del Nuevo Poblado Comandante Abel, soltando disparos contra las familias, que huyeron al monte.

Las agresiones continuaron: el 16 de octubre, los paramilitares hicieron disparos con armas de fuego hasta las 3 de la madrugada, el último de ellos a 150 metros de la casa de un base de apoyo. Esa noche volvieron las detonaciones, y al día siguiente arribaron al lugar 15 agentes de seguridad pública.

El 24 de octubre llegaron refuerzos de los invasores de Unión Hidalgo que se encuentran ocupando el terreno recuperado de los bases de apoyo, y el 25, en el terreno invadido, “los paramilitares hicieron movimientos de corte militar en tres grupos con armas de grueso calibre”, y mandaron una comisión al campamento policiaco.

Todos los días la policía patrulla de Sabanilla a San Patricio, y por las tardes y noches de San Patricio al lugar ocupado por paramilitares y a Unión Hidalgo. Prácticamente los invasores y la policía se movilizan a un tiempo. “Se ve claramente que son una sola fuerza” y que una sola dirección “conduce sus acciones”. En un comunicado, la JBG sostiene que el objetivo es que los policías “ordenados” por el presidente Felipe Calderón y el gobernador Juan Sabines Guerrero, “entrenen a los invasores”. También desmienten el comunicado oficial del 9 de octubre en donde se afirma que grupos de San Patricio y Unión Hidalgo solicitaron la presencia de la policía, y que han respetado los derechos de los integrantes del EZLN.

Los refuerzos de policías, en vez de retirar a los invasores del terreno de los zapatistas “impulsan la violencia para imponer su proyecto de regularización”, pese a que esta “tierra ya está entregada a los que realmente la viven y la trabajan”, afirma la Junta.

Desde el año 2000, las familias bases de apoyo rechazaron recibir los programas asistencialistas del gobierno. Fue entonces cuando empezaron las amenazas de los priistas relacionados con el grupo paramilitar Paz y Justicia en su comunidad. Hace un año empeoraron las amenazas. “Anuncian por altavoces que si no logran recibir las tierras de Comandante Abel, nosotros somos quienes vamos a sufrir, dicen que a nosotros nos van a masacrar”, denuncian desde Chiapas.

Durante más de 18 años, el Estado mexicano ha librado una guerra “de baja intensidad” en contra de las comunidades zapatistas. Planes de contrainsurgencia, desarrollados con la ayuda de los Estados Unidos después del levantamiento armado del EZLN, crearon estructuras que siguen operando hoy en día.

El mensaje plasmado por las Juntas de Buen Gobierno en sus comunicados es claro: el Estado apoya a los grupos paramilitares y, a través de la manipulación, mentiras y promesas de tierras y recursos, anima a ciertos grupos a tomar posturas hostiles y agresivas en contra de quienes resisten y se oponen a ser cooptados. Así, los proyectos asistencialistas, implementados sobre todo en zonas donde la gente está en pie de lucha, implementan tácticas de contrainsurgencia de la llamada línea suave (soft line strategies), para calmar el hambre, crear dependencias y desanimar las resistencias.


http://desinformemonos.org/2012/11/esta-tierra-ya-esta-entregada-a-quienes-realmente-la-viven-y-la-trabajan-bases-de-apoyo-zapatistas/

 

************

Ante violaciones procesales, el Frayba pide amparar a base de apoyo del EZLN

Exige liberar a Francisco Santiz; el Estado criminaliza el ejercicio de la autonomía, acusa

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Viernes 2 de noviembre de 2012, p. 16

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) presentó una demanda de amparo ante la justicia federal en favor de Francisco Santiz López, base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), preso en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Ello, ante las graves violaciones al debido proceso cometidas en su contra.

Esas violaciones son: falta de adecuados defensa y acceso a la justicia, al no contar con traductor ni defensor social que conocieran su lengua y cultura para asistirlo en su declaración ante la Procuraduría General de la República; haber tomado en cuenta pruebas al margen de los requisitos legales y constitucionales, y en cambio ignorar los testimonios de las autoridades aprehensoras, mismas que corroboran la declaración de Santiz López ante personal de la Procuraduría General del Justicia del Estado de Chiapas que se encontraba en la cabecera municipal de Tenejapa al momento de su detención, en diciembre pasado, y no en Banavil, donde ocurrieron los hechos de que se le acusa.

Por dichas irregularidades, el Frayba solicitó en el amparo la liberación inmediata de Santiz. El propio organismo civil apunta que, en el contexto de la campaña internacional Eco Mundial en Apoyo a los Zapatistas, que ha reunido acciones en más de 20 países, es oportuno enviar cartas al ministro Juan Silva Meza, presidente del Consejo de la Judicatura Federal, y a Jesús Hidalgo Leonel, magistrado del primer tribunal unitario del vigésimo circuito en Tuxtla Gutiérrez, solicitando la excarcelación.

El 25 de octubre se presentó el amparo indirecto contra el auto de formal prisión, y fue admitido ese mismo día en el primer tribunal unitario del vigésimo circuito, con el número 30/ 2012. Ahora, organismos sociales e individuos solicitan a los magistrados que se analice y dé seguimiento al amparo, tomando en consideración contexto y particularidades del caso.

La campaña internacional, que culminará el próximo día 17, exige el cese del hostigamiento hacia bases de apoyo del EZLN, y la libertad de Francisco, acusado injustamente por el delito del fuero federal de portar un arma de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Las cartas dirigidas a los magistrado Silva Meza e Hidalgo Leonel reiteran que desde la fecha de su detención se evidenciaron las irregularidades en la indagatoria, e insisten en su inocencia. Se ha logrado que su expediente fuera estudiado en una mesa de reconciliación, y por recomendación de la misma, la Fiscalía del Ministerio Público Especializada en Justicia Indígena de Chiapas se desistió de la acción penal por los delitos de homicidio y lesiones.

El comerciante y agricultor tzeltal sigue preso, pues se le impuso un proceso del fuero federal por presunta portación de arma prohibida. Según el Frayba, desde las averiguaciones previas este juicio ha estado caracterizado por la falta de esclarecimiento de los hechos ocurridos el 4 de diciembre en el ejido Banavil, municipio de Tenejapa, donde integrantes del Partido Revolucionario Institucional agredieron con armas de fuego a cuatro familias simpatizantes del EZLN.

Los grupos civiles se declaran convencidos de que este caso es un ejemplo en el cual el Estado mexicano utiliza el sistema de justicia para criminalizar a bases zapatistas, como consecuencia de su ejercicio del derecho a la libre determinación y autonomía, con base en los acuerdos de San Andrés y sus referentes constitucionales, así como los internacionales: Convenio 169 de la OIT y Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En los hechos de Banavil desapareció además Alonso López Luna, uno de los agredidos. Se presume que lo asesinaron priístas, pero no se ha investigado.

http://www.jornada.unam.mx/2012/11/02/index.php?section=politica&article=016n1pol

**************

Paramilitares oficialistas despojaron a bases de apoyo zapatistas, denuncia JBG

Cuando se movilizan agresores, en paralelo lo hacen policías de Chiapas, sostienen

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Jueves 1º de noviembre de 2012, p. 23

La junta de buen gobierno (JBG) Nueva semilla que va a producir, de la zona norte de Chiapas, denunció el total despojo de tierras y cosechas de las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en las comunidades Comandante Abel y Unión Hidalgo, perpetrado por paramilitares del municipio de Sabanilla, con la abierta protección de la seguridad pública, la cual cobija el adiestramiento en combate de civiles de San Patricio, Unión Hidalgo y otros poblados.

El terreno de nuestros compañeros ocupado por los paramilitares de Unión Hidalgo el 6 de septiembreterminaron de repartírselo el 21 de octubre. Cosecharon y robaron 11 hectáreas de maíz, y las volvieron frijolar. El día 24 llegaron refuerzos de Unión Hidalgo. El conflicto sigue afectando a los zapatistas de la comunidad, quienes quedaron cuidando sus casas y pertenencias por el desplazamiento de sus familias por las amenazas, agrega la JBG, que ya lo denunciara el 11 de septiembre.

En la madrugada del 16 de octubre, los paramilitares hicieron disparos con armas de fuego hasta las 3 de la madrugada; el último a 150 metros de la casa de un compañero.

Esa noche volvieron las detonaciones, y al día siguiente, para continuar las amenazas y hostigamiento, llegaron 15 (agentes) de la seguridad pública. El día 25, en el terreno invadido, los paramilitares hicieron movimientos de corte militar en tres grupos con armas de grueso calibre, y mandaron una comisión al campamento policiaco. Posteriormente los agentes efectuaron movimientos cerca de los invasores, y a las 20 horas realizaron tres disparos.

Diariamente, la policía patrulla de Sabanilla a San Patricio, y por las tardes y noches de San Patricio al lugar ocupado por paramilitares y a Unión Hidalgo.

Cuando los invasores se movilizan, los policías también; se ve claramente que son una sola fuerza y que una sola dirección conduce sus acciones. La JBG sostiene que el objetivo es que,ordenados por el presidente Felipe Calderón y el gobernador Juan Sabines Guerrero, los policías entrenen a los invasores.

Y contradice la versión gubernamental del 9 de octubre, que sostuvo que los grupos de San Patricio y Unión Hidalgo, en presunto común acuerdo, solicitaron presencia policiaca, y que se han respetado los derechos de los militantes del EZLN.

La autoridad autónoma cuestiona:¿Qué necesidad de policías tiene este grupo paramilitar cuando ellos mismos invaden el terreno de nuestros compañeros, y han desplazado mujeres y niños?

Desalojan, despojan, roban y saquean en presencia de policías, quienes también realizan acciones de intimidación y provocaciones bélicas, señala.

La JBG apunta: le debe dar vergüenza al mal gobierno decir que sus policías están para guardar el orden y la paz cuando frente a ellosexisten robos, amenazas movimientos paramilitares y disparos. El gobiernodebería decir claro que mandó la policía para (que) sus paramilitares desalojen a nuestros compañeros, yno ha hecho nada para resolver el conflicto.

Al contrario, manda refuerzo de policías y, en vez de retirar a los invasores del terreno de los zapatistas,impulsan la violencia para imponer su proyecto de regularización, pese a que esta tierra ya está entregada a los que realmente la viven y la trabajan.

La JBG recuerda que el 29 de abril acudió a San Patricio. Juntamos las dos partes, sin trampa, sin presupuestos económicos para comprar autoridades o representantes a espalda de la comunidad para que entren en acuerdo para joder a su comunidad. Reunidos con autoridades y miembros de la comunidad, y considerando a los que trabajan esas tierras por muchos años, los zapatistas propusieron que los predios de San Patricio y Los Ángeles les queden a los oficialistas, y las bases de apoyo con el predio La Lámpara. Eso fue aceptado por las partes.

Aunque nos costó la reubicación, lo hicimos para evitar confrontaciones, de modo que se hizo una acta de separación de los integrantes del núcleo agrario, firmada y sellada por autónomos y oficiales.

Los zapatistas argumentan: “en la construcción de nuestra autonomía, desconocemos esa palabra ‘regularización’ de tierras”, uninstrumento del gobierno para manipular a la gente que se deja de engañar de que con papeles legales, pero más tarde van servir para justificar un despojo legal.

Preguntan: ¿Donde queda el derecho de los pueblos indios, habitantes primeros de estas tierras, de ejercer su autogobierno y libre determinación, tal como marcan los convenios internacionales y los acuerdos de San Andrés?

Comunicado completo

http://www.jornada.unam.mx/2012/11/01/index.php?section=politica&article=023n1pol

**************

Retorna el acoso de priístas contra bases de apoyo zapatistas en Jechvó

Al igual que en 2004, se les niega con violencia el suministro de agua

Los agresores retuvieron arbitrariamente a un miembro de la comunidad afectada

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Jueves 18 de octubre de 2012, p. 20

San Cristóbal de las Casas, Chis., 17 de octubre. Grupos priístas del municipio de Zinacantán, que hasta hace no mucho eran perredistas, han vuelto a hostigar a la comunidad zapatista de Jechvó, negándoles el suministro de agua con acciones violentas, como lo hicieron en 2004, y encarcelando a un representante autónomo. La Junta de Buen Gobierno (JBG) Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo, del caracol de Oventic, señaló:Son las mismas personas que en el 10 de abril de 2004 atacaron a nuestros compañeros y compañeras, bases de apoyo cuando fueron a darles un poco de agua a nuestros compañeros de la comunidad de Jechvó, porque estaban privados de sus derechos por los partidistas de usar agua del manantial.

Recordando la emboscada que casi cuesta la vida a varios indígenas que marchaban aquella tarde: En este ataque fueron lesionados varios compañeros, por cohetes, piedras, palos y armas de fuego, con el único delito de dar agua a nuestros compañeros. Las diferentes autoridades no hicieron nada al respecto. Esas personas que están buscando problema por el agua, no es porque carezcan de ella. No hay razón ninguna lo que están haciendo, añade la JBG.

Mariano Gómez Pérez, base zapatista de la comunidad, solicitó la intervención del juez autónomo y la JBG, luego de que los oficialistas amagaron con cortarles el agua el 30 de septiembre. El juez autónomo mandó una carta de invitación al agente priísta y a algunos ex zapatistas para tratar el asunto el 7 de octubre. Llegó la carta a mano del priísta como a las 5 horas, del día 5. En lugar de acudir a la invitación, el agente y su comunidad planearon detener a un compañero y así causar una provocación.

Rompen el silencio ante violaciones

Gómez permaneció encarcelado el día entero en represalia por su notificación al juez autónomo, y luego fue sacado de la cárcel y llevado ante las autoridades y una asamblea de más de 100 personas, donde lo acusaron deotros delitos fabricados. Lo condujeron con el juez municipal de Zinacantán, y este aconsejó a los priístas no aceptar la invitación del juez zapatista, y los favorecióabiertamente.

Ante tantas injusticias, violación de los derechos humanos y actitudes inhumanas de las autoridades comunitarias y municipales y los malos gobiernos estatal y federal, la JBG advirtió: No nos quedaremos callados ni cruzados de las manos, defenderemos lo que es nuestro, lo que nos pertenece, nuestros recursos y nuestros territorios.

Y más aún: Lo que sí está claro es la pesadilla para el dizque gobernador Juan Sabines Guerrero y el dizque presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, de llevar la manos manchadas de (las) sangres de muchos compañeros inocentes; de cargar en el pensamiento todos los horrores que han cometido. Sabines Guerrero y Calderón Hinojosa son apellidos que manchan la historia de nuestra patria, así como muchos otros apellidos anteriores.

Recapitula cómo desde 2003, las bases zapatistas empezaron a ser privadas de sus derecho al agua en Jechvó, Elambó Bajo, Elambó Alto, San Isidro Chaktoj, Jechch’entik y otras comunidades, por las personas afiliadas al Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el objetivo de rendirlos. La propia JBG de la zona compró un manantial y construyó un tanque, que ahora la gente de los partidos, respaldadas por las autoridades oficiales. Los agresores son las mismas personas, pero ahora están de regreso en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Aunque en las grandes propagandas tratan de esconder sus acciones injustas, en los medios de comunicaciones publican que el gobierno está en favor de la justicia, la democracia, el respeto y el desarrollo, y que ‘son hechos y no palabras’, lo que se vive en nuestros pueblos son las agresiones, amenazas, desalojos, encarcelamientos injustos, violación de los derechos y persecuciones, eso sí son hecho y no palabras” señala la junta zapatista. Por más que se esconda la carne en descomposición, no dejará de oler. Por más bonita sea la envoltura, no impedirá su descomposición. La JBG concluye exigiendo que sean respetados los derechos de las bases zapatistas.

**************

CIUDADES DEL MUNDO REALIZAN “ECO MUNDIAL EN APOYO A ZAPATISTAS” EN DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA

Se reinicia en el mundo etapa de apoyo a zapatistas en Chiapas

Impulso a protestas y asedio de las embajadas mexicanas

Entregan en Londres demanda de libertad de Francisco Sántiz López

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Domingo 14 de octubre de 2012

San Cristóbal de las Casas, Chis., 13 de octubre. Al calor de las conmemoraciones del día de la resistencia indígena (lo que se solía llamar Día de la Raza o del descubrimiento de América, términos hoy desprestigiados), en gran número de ciudades del mundo dio inicio una nueva etapa de las acciones De la verdad a la acción, parando la represión, dentro del Eco mundial en apoyo a los zapatistas que desde hace meses impulsa protestas, acciones solidarias y asedio a las sedes diplomáticas de nuestro país, en defensa de las comunidades zapatistas agredidas por paramilitares y militantes de partidos políticos en las regiones indígenas del estado.

En Londres, los activistas entregaron a la embajada mexicana un pronunciamiento que firman decenas de colectivos y organizaciones sociales de Alemania, Argentina, Canadá, Estado Español (Cataluña, Castilla, País Vasco), Gran Bretaña, Chile, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Guatemala, Nueva Zelanda, así como el secretariado internacional del Tribunal de Conciencia de los Pueblos en Movimiento.

En tanto, en semanas recientes se han formado comités solidarios con las comunidades zapatistas y los presos políticos suyos y de la otra campaña en lugares tan disímbolos como Colombia, India (Calcuta), Brasil (Río Grande do Sul), Sudáfrica (Johannesburgo), Reino Unido (Dorset, Bristol, Londres, Edimburgo), Estados Unidos (Portland y Nueva York). Además se han sumado grupos de #YoSoy132 en Chihuahua, Puebla, Distrito Federal y otras entidades del país.

En Nueva York, el Movimiento por la Justicia del Barrio emitió una declaración de respaldo a las comunidades zapatistas agredidas Comandante Abel, San Marcos Avilés, Guadalupe Los Altos, Moisés Gandhi y Unión Hidalgo.

La declaración entregada en Londres, y que también lo será en legaciones de México en otros países, demanda la libertad inmediata de Francisco Sántiz López, base de apoyo zapatista en Tenejapa, preso debido a un abuso flagrante de justicia hace ya nueve meses. Y expresa Vemos con preocupación profunda y demandamos un fin inmediato a los prolongados actos de agresión e intimidación, y los abusos de derechos humanos que están siendo cometidos contra las bases de apoyo zapatistas en la comunidad San Marcos Avilés (Chilón).

Allí se destacan las nuevas amenazas graves contra dicha comunidad en días recientes por representantes de los partidos políticos (PVEM, PRI, PRD). Las más preocupantes incluyen las amenazas abiertas y descaradas de desplazamiento y violencia física, igual que el clima de hostilidad que promueven.

En relación con Francisco Sántiz López, base de apoyo zapatista de Tenejapa detenido en diciembre 2011 bajo acusaciones falsas, los firmantes respaldan la evidencia colectada por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y contada por varios testigos, de que él nunca estuvo presente en Banavil el 4 de diciembre de 2011, durante unos hechos violentos que produjeron dos muertes no aclaradas. Su encarcelamiento falso y la denegación de parte de las autoridades locales a examinar dicha evidencia indican más que el sistema jurídico en Chiapas se usa realmente como una herramienta política para reprimir.

http://www.jornada.unam.mx/2012/10/14/index.php?section=politica&article=017n1pol

**************

Denuncian que 6 bases de apoyo zapatistas siguen en la cárcel

La JBG Hacia la esperanza exige la libertad de los detenidos

Amenazan a sus familias de expulsión si no pagan cooperaciones

En imagen de archivo, comandantas e integrantes de Juntas de Buen Gobierno en el municipio autónomo La Garrucha Foto Víctor Camacho

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Sábado 13 de octubre de 2012, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis., 12 de octubre. La Junta de Buen Gobierno (JBG) Hacia la esperanza de la selva fronteriza, con sede en La Realidad Trinidad, denunció que seis bases de apoyo zapatistas de la comunidad tojolabal Guadalupe Los Altos (Las Margaritas) permanecen encarceladas desde hace 12 días por el hecho de ser zapatistas, y sus captores amenazan con expulsar a sus familias. El gobierno autónomo responsabiliza a los dirigentes de la CIOAC Histórica de estas agresiones: los ex diputados perredistas Luis Hernández Cruz y José Antonio Vásquez Hernández.

Son reiteradas las provocaciones contra las bases de apoyo del EZLN por autoridades y habitantes del ejido Guadalupe Los Altos, que también militan en el partido oficial PRD y PAN, señala la junta. Las bases zapatistas han sido hostigadas por años, y algunos encarcelados un par de veces. La primera en abril de 2000, y la segunda en abril de 2010. En ambos casos, por resistirse a participar en acciones que no les parecían correctas o no involucraban al ejido.

El 20 de diciembre de 2011, los oficialistas despojaron de sus solares a dos ejidatarios. En uno de estos terrenos la comunidad decidió reubicar una escuela oficial. Los zapatistas nuevamente estuvieron en desacuerdo,ya no se meten en nada que tenga que ver con el mal gobierno, además de que tienen su propia escuela autónoma. Una parte de la comunidadanalizó que no era justo que nuestros compañeros participaran. Pero el día siguiente les invadieron el terreno. Allí se encontraban el hermano del dueño del solar y su esposa; a él lo amarraron a un árbol. El día 23 detuvieron a tres más.

Ahora los oficialistas han vuelto a argumentar que los autónomos deben participar en las obras gubernamentales (escuela, caminos). Les cobran hasta los días que la comunidad perdió por cuidarlos como prisioneros; incluso los trámites contra ellos en la cabecera municipal oficial. Ante una nueva cooperaciónpara algo en lo que no están metidos, los zapatistas se negaron. El pasado 30 de septiembre fueron encarcelados cinco, y el 4 de octubre otro más. Autoridades y miembros de CIOC mantienen privados de la libertad a César Aguilar Jiménez, Armando, Genaro y Delmar Aguilar Santis, Misael e Hipólito Aguilar Vásquez.

La junta de La Realidad puntualiza que en cooperaciones para el beneficio de la comunidad, nuestros compañeros han estado al corriente, cuando no son proyectos del mal gobierno. Ellos no tienen ningún delito, sostiene, pero por ser zapatistas en resistencia es que nos provocan, ya que es lo que los tres niveles de gobierno les enseñan y les piden que ejecuten.

Las autoridades rebeldes sostienen que por todos los medios han buscado una solución pacífica. El 2 de octubre la JBG envió un oficio a la comunidad y sus autoridades, exigiendo la liberación de los detenidos, del cual no hicieron caso. En cambio, demandaron la presencia de la junta, y el 4 de octubre ésta acudió a la comunidad e indagó cual era el delito de sus compañeros. Los captores exhibieron un acta que ya habían elaborado, que decía que era por una acumulación de cooperaciones de 430 pesos por cada uno de nuestros compañeros, pero negándose a decirnos para qué eran. Lo que si dijeron los de CIOAC a la JBG fue que, de no cumplir, nuestros compañeros serán desalojados. La amenaza, advierten los zapatistas, de concretarse daría paso a nuevos problemas. Los oficialistas insistieron que si no firman sus acuerdos, los detenidos no saldrán, que pensáramos dónde los íbamos a reubicar, porque de lo contrario seguirían en la cárcel como unos delincuentes.

La JBG lamenta que estos hermanos no entiendan que el gobierno se aprovecha de su inocencia para crear problemas entre indígenas, y los controla y conforma con sus insignificantes proyectos a cambio de que hagan estas injusticias y provocaciones; desafortunadamente no se dan cuenta de lo que estos hechos puedan desencadenar. Y añade: No queremos problemas. No son nuestros enemigos, estamos claros de que quien tiene la razón saldrá ganando, y no es por miedo que no llegamos a liberar a nuestros compañeros; entendemos que no es la vía, pelear y golpearnos, de ninguna manera queremos violar los derechos humanos, como ellos.

La JBG expresa preocupación por la salud de los detenidos. Dadas las condiciones insalubres de su encierro, cuatro de ellos se encuentran muy mal de salud. Y admite: Estamos claros que en esa comunidad hay hermanos que se dan cuenta de que no es justo lo que están haciendo, pero por presiones y amenazas de los que organizan estos actos delictivos se vuelven cómplices.

Las autoridades ejidales involucradas son Ranulfo Hernández Aguilar, Ruperto Vásquez Santis, Gerardo Aguilar Jiménez, Ciro Vásquez Rodríguez, Margarito Aguilar López y Lucio Vásquez Aguilar, así como Carmelino Rodríguez Aguilar y Alejandro Vásquez López, quienes organizan estos actos.

La JBG exige la inmediata liberación de sus compañeros para que no nos veamos obligados a tomar otras medidas más serias; esas personas saben que nuestros compañeros no están solos, los vamos a defender cueste lo que cueste.

http://www.jornada.unam.mx/2012/10/13/index.php?section=politica&article=016n1pol

***********


¡INOCENTE! EL PRESO POLÍTICO ZAPATISTA, FRANCISCO SÁNTIZ LÓPEZ

Publicado originalmente en Desinformemonos

 “Su único delito que tiene es…por luchar por su pueblo, por decir la verdad, por luchar por la verdadera Democracia, Libertad y Justicia…” indica la Junta de Buen Gobierno (JBG)[i] de Oventic de su compañero Francisco Sántiz Lόpez, quien ha estado injustamente encarcelado en la prisión estatal en San Cristόbal de Las Casas, Chiapas, México, desde el 4 de diciembre 2011. El 29 de septiembre, una semana antes de su 57 cumpleaños, Francisco cumplió 300 días tras las rejas por un crimen que, es comprobado, nunca cometió.

Aunque suele perderse la historia de Francisco entre todas las noticias de los ataques, amenazas, y cercos que las comunidades zapatistas rebeldes están enfrentando actualmente, es todavía una historia que se merece reportar y entender de forma amplia. Ésta refleja pues la historia de los pueblos indígenas, sus luchas por la democracia, libertad, y justicia, y los intentos constantes de borrarlos a ellos, y a todo lo que representan, de la faz de la tierra, a través de estos 520 años.

Aunque esos malos gobiernos y los partidos políticos no se cansan en decir que no hay injusticias ni violación de los derechos humanos,” comenta la Junta, “nosotros nos preguntamos qué tipo de justicia, de libertad, de respeto y de paz hablan, si las cárceles se llenan de personas inocentes, si nuestras comunidades y municipios están llenos de amenazas, de provocaciones, de agresiones, persecuciones, desalojos y despojos por los paramilitares y personas de diferentes partidos políticos…”

Francisco Sántiz Lόpez

Francisco es un indígena tzeltal[ii] y campesino del ejido[iii] Banavil, municipio de Tenejapa, en la zona Altos de Chiapas. Se reporta que en su comunidad Francisco es muy respetado y alguien al que miembros de la comunidad acuden por consejos y apoyo. Lleva más de 20 años siendo base de apoyo zapatista (BAZ), incluso antes del levantamiento en 1994. Es, según la Junta, “una persona honesta y cumple los cargos de la comunidad y de la organización.” Vive en Banavil con su esposa y familia, y se gana la vida vendiendo frutas y vegetales en el capital municipal de Tenejapa. En sus cartas, él se revela como persona de fe y compromiso profundo, recibiendo consuelo e inspiración de su fe.

Banavil

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas explica los antecedentes, “desde el 2009, en que se recrudece el hostigamiento por el grupo caciquil del PRI [iv] [v] hacia las familias simpatizantes del EZLN, por el hecho de oponerse a acciones arbitrarias cometidas por los mismos caciques, como son: despojo de tierras, tala ilegal de madera, cobro de impuestos y cooperaciones arbitrarias, allanamientos, agresiones físicas, negación al derecho a la educación, entre otros, los cuales han sido denunciadas por las víctimas ante las instancias del gobierno correspondientes, que en los hechos hacen caso omiso. Hasta el momento no existe investigación eficaz, ni castigo a los responsables y las autoridades no intervienen para resolver la situación, garantizar la seguridad jurídica y social en el ejido Banavil.”

Esta situación de intimidación y conflicto no es aislada solamente al área de Tenejapa, pues se tiene que colocar dentro el marco de otras actividades realizadas a través de todo el territorio zapatista por partidistas armados organizados como paramilitares bajo el amparo y respaldo de los tres niveles de gobierno.

El ataque:

La situación llegó a su punto álgido en el ejido de Banavil durante la madrugada del 4 de diciembre 2011, cuando 50 Priístas, con armas de fuego, palos, y machetes, realizaron un ataque feroz y prolongado en contra de cuatro familias “simpatizantes al EZLN.” Los rodearon e irrumpieron a la casa de Alonso López Luna, y a golpes se lo llevaron. Desde entonces solo se ha hallado su brazo. El hijo de Alonso, Lorenzo López Girón, fue balado dos veces mientras trataba de defender a su padre, y al menos seis personas más fueron lastimadas. Durante el conflicto, se mató a Pedro Méndez López del PRI, uno de los dos instigadores principales. Como resultado directo de este ataque, las cuatro familias fueron y siguen desplazadas. Se encuentran, según el Frayba, en “una situación crítica”con “condiciones de vivienda inhumanas” y algunos de los Priístas que realizaron el ataque están ocupando sus tierras.

A pesar de que las víctimas, la Junta, y hasta el Frayba han identificado a los verdaderos culpables, aún no se lleva a cabo una investigación acerca de la desaparición de Alonso López Luna, la balacera de su hijo, o la destrucción de las casas y el desplazamiento forzado de las cuatro familias. Sin embargo, dos personas fueron arrestadas y detenidas ese mismo día, por el asesinato del líder Priísta Pedro Méndez López: éstas fueron el muy lastimado Lorenzo López Girón y el base de apoyo zapatista Francisco Sántiz Lόpez, quien según numerosos testigos estuvo en otro sitio cuando lo ocurrido se dio.

El 4 de diciembre del 2011, como siempre, Francisco se encontraba trabajando su poste, vendiendo frutas y vegetales, en el mercado del pueblo de Tenejapa – muy lejos de Banavil. La familia desplazada del desaparecido Alonso ha dicho claramente, “Al momento del ataque nuestro compañero Francisco estaba en su puesto de frutas en la Cabecera Municipal, algunos fuimos hasta allá para pedirle ayuda.” Añaden además que “no fuimos nosotros quienes atacaron a los partidistas, fueron ellos quienes llegaron a nuestras casas para agredirnos.”

En su poste, arrestaron a Francisco. Se le acusaron de homicidio, y de haber “dirigido un enfrentamiento.” Nunca se mencionó el motivo por el arresto. Nunca se encontró ningún arma de fuego con él, y como señala el Frayba, no existe evidencia que indica que él tenía arma de cualquier especie en alguna ocasión, mucho menos un arma de fuego, a pesar de las acusaciones en su contra. La JBG de Oventic ha dicho que hay 12 testigos disponibles a afirmar que Francisco no se involucró en aquel enfrentamiento. Desde entonces, Francisco sigue detenido en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) No. 5, “mientras los caciques mientras están organizando agresiones de cualquier tipo, están gozando libremente en sus casas.”

El cargo nuevo

El 22 de marzo de 2012, mientras que estaban a punto de salir de la cárcel, absueltos de todos los cargos, Francisco fue detenido y arrestado de nueva cuenta, esta vez pegado con otro cargo al nivel federal: el de portar armas de fuego de uso exclusivo de militares. Respondió la JBG: “sabemos bien que portan armas de fuego de uso exclusivo del Ejército son los paramilitares de diferentes comunidades [no l@s Zapatistas].”

Este crimen se parece al de homicidio o asalto a mano armada en cuanto a la sentencia y, le permitió de manera conveniente al gobierno declarar a La Jornada [vi] que el encarcelamiento de Francisco ya era fuera de su control. El periódico comentó que Francisco era “virtual rehén político, posible moneda de cambio ante el inminente cambio.”“Abogados independientes, organismos de derechos humanos y autoridades autónomas zapatistas han confirmado la inocencia de Francisco, y responsabilizan al gobierno de Juan Sabines Guerrero de mantener[lo] encarcelad[o] por razones políticas y por encubrir a grupos paramilitares… en Tenejapa.”

Lorenzo pudo regresar a casa. Al salir de la prisión, aunque había pasado más de tres meses, tenía dos balas todavía en su cuerpo. Nunca recibió tratamiento medico aparte de algunos calmantes, por lo que tenía mucho dolor y dificultades en caminar.

 

La criminalización de la autonomía y la represión de la justicia

En agosto de 2012, Frayba difundió un boletín[vii] de denuncia revelando los detalles de las violaciones de su debido proceso, y expresando sus preocupaciones de que una sentencia judicial se realizará en su contra, “durante la detención y el proceso judicial de Francisco, se han violado los siguientes derechos: libertad personal, presunción de inocencia, garantías judiciales, un juicio justo y a la protección judicial. El cumulo de derechos violados dan evidencia de que se trata de una persecución por el trabajo político que realiza el BAEZLN en la zona Altos de Chiapas.”

En este documento Frayba hace una condenación poderosa: “Para este Centro de Derechos Humanos, el Estado mexicano utiliza el sistema de procuración y de administración de justicia para criminalizar a Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, debido a que les molestan los avances en el derecho a su Libre determinación a través de la autonomía zapatista, con base a los Acuerdo de San Andrés y sus referente internacionales: Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas”

En su opinión, este encarcelamiento prolongado de un hombre inocente es una forma de persecución política y de represión de la justicia. Siguen diciendo que en el orden de detención, el juez ni reconoció los testimonios de los testigos, ni los de las autoridades locales, confirmando que “la detención ocurrió en la cabecera municipal de Tenejapa y que Francisco no se encontraba en Banavil, municipio de Tenejapa, en el momento que acontecieron las agresiones.” No existe evidencia, agregan, que indica que Francisco “Francisco portaba el arma de fuego referida.”

Antes de Francisco el último preso zapatista fue Patricio Domínguez Vázquez, de la comunidad del ejido Monte Redondo, Comalapa, quien fue liberado sin cargo alguno el 6 de junio del 2011, después de acciones mundiales en su pro. Antes de Patricio, fueron encarcelados por tres mese en 2010 Miguel Hernández Pérez, Diego Martínez Santis y Miguel Méndez Santis, del municipio oficial de C’ancuc, también liberados luego sin cargo alguno.

Como el Movimiento por Justicia del Barrio nos señala: “no es casualidad que en México tanto como aquí en los Estados Unidos, las cárceles y prisiones se llenan casi exclusivamente de l@s de abajo – mujeres y hombres indígenas, migrantes, negros, pobres, latinos, y otr@s grupos marginados – ya que sólo se pueden beneficiar de esta miseria los verdaderos criminales, las corporaciones multinacionales y sus lacayos políticos. Piensan los de arriba que a los que luchan hay que aplastarlos y encarcelarlos en jaulas.”

Apoyo para Francisco y para tod@s l@s zapatistas:

Francisco se ha convertido en figura emblemática, simbolizando la lucha de todos los blancos del sistema. ¿Podemos aguantar observando esto y haciendo nada? ¿Cuántas veces más debe suceder esto?

Gente de todas partes del mundo se ha indignado por el caso de Francisco, y por los esfuerzos deliberados de los tres niveles de mal gobierno mexicano, que buscan desanimar, aterrorizar, y forzar a l@s zapatistas a que abandonen su lucha por la autonomía. Para coordinar todas estas voces de rabia, la Campaña “Eco Mundial en Apoyo a l@s Zapatistas”, convocada por el Movimiento por Justicia del Barrio, La Otra Campaña Nueva York, se lanzó a fines del pasado julio, con una convocatoria urgente.[viii]

Además de la liberación de Francisco, la Campaña “Eco” busca “sensibilizar a nuestras respectivas comunidades sobre la situación grave de nuestr@s herman@s zapatistas enComandante Abel, Unión Hidalgo, San Marcos Avilés, y Moisés Gandhi.”Estas comunidades actualmente están siendo, o amenazadas de ser, atacadas por grupos de estilo paramilitar quienes andan impunes, bajo el amparo de las fuerzas del gobierno. Los grupos, compuestos casi completamente por indígenas de los partidos políticos locales, operan como se le dé la gana, destruyendo las casas y pertenencias de las BAZ y robándoles sus tierras, milpas, y ganado. Su propósito es arrebatarles la tierra y territorio y apoderarse de él, para sus fines propios, construir sus casas, y sí, destruir la organización entera de l@s zapatistas. Esto como parte de la campaña de contrainsurgencia que el gobierno ha llevado a cabo en contra del movimiento por 19 años ya. De Francisco, la Campaña Eco dice: “El compañero Francisco Sántiz López… está preso… por crímenes que nunca cometió… Su único delito, como se ha repetido numerosas veces, es ser base de apoyo zapatista. Por ello permanece como rehén del Estado Mexicano.”

En respuesta a preguntas sobre el progreso de la campaña hasta la fecha, Teresa Lopez del Movimiento por Justicia del Barrio indica: 

“Desde el inicio de la Campaña ‘Eco Mundial en Apoyo a l@s Zapatistas,’ se han formado muchos Comités de la Palabra Verdadera alrededor del mundo. De hecho, muchas personas que están organizando acciones ahora nunca habían participado en la lucha antes. Esto muestra que el apoyo para Francisco y para l@s demás zapatistas se aumenta en términos generales. Este aumento de apoyo organizado asegurará que logremos la libertad y justicia para Francisco que tod@s buscamos.”

¿Por qué el Estado Mexicano tiene tantas ganas de destruir a l@s zapatistas?

Es sin duda,” La Junta dice, “que la fabricación de delitos contra nuestro compañero viene desde Los Pinos, con el fin de destruir la resistencia de las comunidades zapatistas; están tratando de impedir a toda costa la construcción de la autonomía de los pueblos originarios, es parte del plan de guerra de baja intensidad contra nuestras comunidades en resistencia.”

Para lograr esto, intentan robar las tierras zapatistas, lo fundamental de todo, y por medio de constante hostigamiento de noche y de día provocarles responder.

El activista y pensador mexicano de renombre, Gustavo Esteva, explica muy bien la situación en su mensaje dirigido a la Campaña Eco:

Estamos en la Cuarta Guerra Mundial. No es una guerra entre países. Es una guerra de los de arriba contra los de abajo. Porque los de abajo andamos levantados… Porque ya no estamos dispuestos a dejar que se siga destruyendo la Madre Tierra y que sigan asesinándonos y encarcelándonos… Por eso y por muchas otras cosas se ha desatado una guerra continua contra nosotros, hacia afuera y hacia adentro, y se hace cada vez más difícil vivir. Se quiere convertir el mundo entero en una prisión.”

Tanto Francisco Sántiz López como San Marcos Avilés son frentes de batalla de esa gran guerra que se intensifica todos los días en las comunidades zapatistas… Es urgente mostrarnos al lado de los compañeros de San Marcos Avilés. La amenaza es inmediata… Es hora de resistencia. Y resistir es esta lucha en común, juntos, en el abrazo solidario.”

Pero l@s zapatistas no tienen planes de rendirse:

“Volvemos a decirle a los 3 niveles de malos gobierno oficiales y a su gente que lo tienen pagado y manipulado… cueste lo que nos cueste, pase lo que pase pero vamos a seguir adelante, vamos a seguir hablando con la verdad, porque nosotros los zapatistas, no mentimos ni traicionamos por eso la razón y la justicia está a nuestro lado.”

Es,” dice Hugo Blanco, el activista peruano de renombre, en su mensaje a la Campaña Eco, titulado: “A quienes buscan un mundo libre”,  “interés directo de la humanidad defender a la isla de libertad que es el área zapatista.”

PARA MÁS INFORMACIÓN:

El video-mensaje de la JBG de Oventic sobre Francisco:

http://www.youtube.com/watch?v=NXuVyJ5YdfA

Información sobre Francisco:

https://sanmarcosaviles.wordpress.com/francisco/

La Campaña Eco:

https://sanmarcosaviles.wordpress.com

De lo que tú puedes hacer:

https://sanmarcosaviles.wordpress.com/que-puedes-hacer/

https://sanmarcosaviles.wordpress.com/material/


[i] Junta (JBG) de autoridades zapatistas de forma rotativa “mandan obedeciendo.” https://sanmarcosaviles.wordpress.com/comunicados/

[ii] Grupo de indígenas de etnia maya

[iii] Ejido, parcela de tierra trabajada de modo colectivo.

[iv] Partido político

[v] Jefes

[vi] Diario mexicano :https://sanmarcosaviles.wordpress.com/medios/

[vii] https://sanmarcosaviles.wordpress.com/francisco/

[viii] https://sanmarcosaviles.wordpress.com/1er-convocatoria/

[ix] https://sanmarcosaviles.wordpress.com/sobre-baz-de-comandante-abel/

************

Un juez reconoce su inocencia, pero Santiz sigue en la cárcel

Compañeros y visitantes cantan las mañanitas al zapatista

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Lunes 8 de octubre de 2012, p. 22

 Llanos, Chis., 7 de octubre. Francisco Santiz López lleva preso lo que va del año, acusado de cargos que ya el juez determinó infundados. Si permanece como reo en esta cárcel estatal número cinco es por evidente consigna. ¿Tendrá qué ver que es base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional? ¿O sólo que los caciques priístas de Banavil y Tenejapa son tan poderosos que pueden doblegar a la justicia estatal y federal con sobornos y pruebas groseramente fabricadas?

No parece existir otra explicación para que este hombre de 54 años, vendedor de frutas en la cabecera municipal de Tenejapa, donde reside con su familia, y es base de apoyo zapatista (pero no miliciano, apunta) desde 1992, permanezca en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) por cargos de los que fue absuelto hace seis meses (y por tanto no es un sentenciado).

No es que Francisco Santiz sea un preso oscuro ni desconocido. Cuenta con simpatizantes convencidos de su inocencia en más de 20 países que van de Sudáfrica a Japón, del extremo sur argentino a las alturas de Noruega. Así como lo ven con su gorra de beisbol y su acompasado silencio, es un hombre famoso. Fuera de la cárcel no está solo. Tampoco adentro: pertenece al plantón de presos organizados de la otra campaña, que luchan como él por salir libres, pues eso sería lo justo. También ellos son renombrados, al menos en ese mundo de la solidaridad internacional, pero no tanto como Francisco, quien junto con Alberto Patishtán (quien estaba en este plantón hace unos días) es reconocido como emblemático de la lucha por la justicia y contra la discriminación. Ambos ponen en evidencia cómo es que en Chiapas indígenas inocentes acaban presos.

Santiz López fue acusado en diciembre de participar en hechos violentos registrados en la comunidad de Banavil, donde resultaron muertas dos personas. Seis familias tzeltales fueron expulsadas y a la fecha están refugiadas en San Cristóbal de las Casas.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), que ha llevado el caso, señaló recientemente que en el auto de formal prisión el juez primero federal en Chiapas no valoró los testimonios de autoridades ni testigos que refieren que la detención ocurrió en la cabecera municipal, y que Francisco no se encontraba en Banavil en el momento de las agresiones. Tampoco se demostró que hubiese accionado un arma de fuego.

Actualmente, explica el Frayba,Francisco se encuentra acusado por el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y fuerzas armadas, mientras los cargos de homicidio y lesiones calificadas se desvanecieron el 22 de marzo, al extinguirse la acción penal por desistimiento del Ministerio Público.

Así, Santiz López fue notificado de su liberación, y cuando salía del penal llegó una apresurada nueva acusación, basada en pruebas aportadas por los mismos caciques que en diciembre testificaron en falso y habrían sido causantes de los dos homicidios en Banavil. Apenas oportuna fue esta acusación para cogerle a Francisco el pie que ya tenía en la calle y regresarlo a su celda; o más bien al plantón entre sus compañeros, quienes hoy, con sus visitantes dominicales, le cantaron con guitarra las mañanitas por su cumpleaños.

Un brazo no es suficiente prueba

Las armas que prueban el nuevo cargo pertenecen a los caciques Alonso López Ramírez y Agustín Méndez Luna (ex presidente municipal de Tenejapa), y a sus seguidores. Serían las mismas con que éstos agredieron a los hoy desplazados de Banavil. El gobierno estatal ya indemnizó a los agresores por la muerte accidental de uno de los suyos. Del muerto de los expulsados fue localizado un brazo en el monte, el resto desapareció, pero ese crimen nadie lo investiga. Un brazo no es suficiente cuerpo del delito, les dijeron en el juzgado a sus deudos. A diferencia de sus compañeros presos, Francisco habla poco pero está convencido de que lo hicieron pedazos.

**************

Invaden grupos del PRI y PVEM poblados zapatistas y atizan conflictos agrarios

Simpatizantes del EZLN no han tramitado titulación de tierras por estar en resistencia

A los desalojos por parte de partidos políticos se suman las agresiones de paramilitares

La junta de buen gobierno en Oventic ha sufrido agresiones Foto Víctor Camacho

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Sábado 6 de octubre de 2012, p. 17

San Cristóbal de las Casas, Chis. 4 de octubre. El repunte de los paramilitares en Chiapas viene acompañado por un sustrato de presuntos conflictos agrarios, la mayoría infundados pero atizados por los políticos de los partidos y funcionarios gubernamentales, y dirigidos contra las tierras recuperadas por las bases del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la mayoría ocupadas y trabajadas por comunidades rebeldes hace 10 o 15 años. En particular grupos del PRI, y recientemente PVEM, usándolos como botín electoral, invaden o amagan con hacerlo, predios y hasta poblados zapatistas, aprovechando que éstos, al mantenerse en resistencia, no tramitan ninguna titulación agraria con el Estado, pues siguen sus leyes revolucionarias a través de las juntas de buen gobierno (JBG).

Un análisis al que tuvo acceso La Jornada documenta estos conflictose identifica los grupos invasores o agresores: PRI, PVEM, PRD, PAN, o bien organizaciones como Paz y Justicia (y sus derivaciones: Uciaf, Opddic), Orcao, Cioac o Aric. En una muy reciente denuncia, Las Abejas confirmaron la reactivación en Chenalhó de Máscara roja, como se ha identificado a los perpetradores de la masacre de Acteal en 1997. También son agredidas comunidades de la otra campaña (Jotolá, Mitzitón, San Sebastián Bachajón) medianteconflictos religiosos (Ejército de Dios) o diferencias ejidales.

Este es el escenario que hereda la alianza PVEM-PRI encabezada por Manuel Velasco Coello, que en breve gobernará la entidad. La mayor parte de grupos paramilitares, invasores agrarios y gobiernos municipales involucrados pertenecen a sus filas.

En un análisis del investigador Arturo Lomelí se identifican los principales lugares (no los únicos) donde se han presentado agravios y delitos no resueltos en años recientes, en especial de 2010 a 2012. Allí se apunta que a partir de 1994 fueron ocupadas entre 250 mil y 750 mil hectáreas (no hay datos concluyentes) en Ocosingo, Chilón, Sitalá, Yajalón, Tila, Tumbalá, Sabanilla, Salto de Agua, Palenque, Altamirano, Las Margaritas y Comitán, entre otros municipios. Al amparo de la rebelión zapatista, OCEZ, Cioac, ARIC, CNPA, OPEZ, Xinich, Orcao y Tsoblej, al lado de los zapatistas, recuperaron y fundaron nuevas localidades. En 2000, cuando dirigentes de dichas organizaciones fueron incorporados al gobierno estatal o municipal, se dieron a la tarea de regularizar los predios y como los zapatistas no entraron en esas negociaciones, las organizaciones reclaman sus predios. Estas son base electoral de todos los partidos –sostiene Lomelí– y la dinámica de traición iniciada por Pablo Salazar Mendiguchía se mantuvo con Juan Sabines Guerrero.

Los conflictos involucran a las cinco JBG. Muy atareada ha estado la de Morelia: la comunidad Primero de Enero (municipio autónomo Lucio Cabañas) fue invadida en agosto de 2011 por miembros de Orcao, quienes ya habían obtenido tierras gracias al levantamiento; como en otros casos, después de 2000 abandonaron el acuerdo de recuperar y pactaron con el gobierno por programas y más tierras de los zapatistas. Orcao también ha avanzado contra Los Mártires (Lucio Cabañas).

Otras comunidades y predios zapatistas bajo asedio son Bolón Ajaw y Santa Rosalía. En Agua Clara (municipio autónomo Comandanta Ramona) operan peligrosos delincuentes, asesorados por el ex militar Carlos Jiménez López. En 2010, pobladores de Nueva Virginia, Jalisco y Getzemaní, miembros de Cioac y PRD entraron en el terreno recuperado Campo Alegre donde estamos trabajando los municipios autónomas Lucio Cabañas, Comandanta Ramona y 17 de Noviembre, según la misma JBG. Además, 33 familias zapatistas fueron despojadas de sus derechos en Aldama, y persisten las agresiones contra bases de apoyo de Olga Isabel y K’an Akil; han sido incluso baleados por paramilitares de Opddic, que también ha agredido al nuevo poblado 21 de Abril.

La junta de La Garrucha denunció que el barrio Puerto Arturo y San José Las Flores buscan despojar a Nuevo Purísima (municipio autónomo Francisco Gómez) de un terreno recuperado de 178 hectáreas en Ocosingo. También, agresiones y detenciones de zapatistas por paramilitares en Peña Limonar, despojo en Laguna San Pedro, violencia en Casablanca, hostigamiento en Toniná. Grupos de Las Conchitas y P’ojcol (Chilón), así como Guadalupe Victoria, paramilitares según la JBG, miembros de Orcao y partidos políticos, ocuparon violentamente tierras recuperadas de Nuevo Paraíso (municipio autónomo Francisco Villa).

En la zona norte el panorama es alarmante, según ha venido reportando la JBG de Roberto Barrios. El año pasado se despojó de tierras a zapatistas de San Patricio (municipio autónomo La Dignidad) por pobladores de Ostealukum, El Paraíso, El Calvario y Rancho Guadalupe (Sabanilla). Los autónomos fundaron entonces Comandante Abel, pero este septiembre fueron expulsados, con apoyo de la policía y el gobierno estatal, así como de Unión Hidalgo. Hace pocos años, en Choles de Tumbalá (municipio autónomo El Trabajo) hubo casas quemadas y persecución por miembros de Xinich oficial.

La JBG de La Realidad documentó cómo en el ejido Monte Redondo (Frontera Comalapa), bases de apoyo del EZLN del municipio autónomo Tierra y Libertad fueron despojadas de milpas y cafetales por personas del PVEM, PRD y PRI que incluso vendieron predios a terceros. Otras agresiones provienen de la organización panista Aciac contra la comunidad Che Guevara, y en Espíritu Santo por gente del PRD, Cioac y PRI. Y en Veracruz contra el almacén del municipio autónomo San Pedro de Michoacán.

Por último la JBG de Oventic enfrenta una grave conflictiva en San Marcos Avilés (Chilón), donde sus bases han sido agredidas, expulsadas o despojadas por verdes, perredistas y priístas. En El Pozo, Crustón y Ts’uluwits (municipio autónomo San Juan Apóstol Cancuc), así como en Zinacantán, priístas y perredistas no han dejado de hostigar a los zapatistas.

http://www.jornada.unam.mx/2012/10/06/index.php?section=politica&article=017n1pol

************

Denuncian escalada paramilitar contra zapatistas en Chiapas

Cumplen tres semanas refugiados 83 indígenas desplazados de la comunidad Comandante Abel y Unión Hidalgo.

Hermann Bellinghausen, enviado
Publicado: 01/10/2012 13:39

San Cristóbal de las Casas, Chis. La Junta de Buen Gobierno (JBG) del caracol zapatista de Roberto Barrios, en la zona norte, denunció la participación directa del secretario de Gobierno, Noé Castañón León, en la planeación e implimentación de la escalada paramilitar contra la comunidad Comandante Abel y contra las bases zapatistas en Unión Hidalgo, la cual ha provocado el desplazamiento de 83 indígenas que llevan tres semanas refugiados en otros poblados.

Contra el desmentido gubernamental mediante una gacetilla de que agentes policiacos hubiesen disparado en Comandante Abel, la JBG reiteró que el 18 de septiembre, a mediodía, policías desplegados ahí por el gobierno estatal hicieron dos disparos “para intimidar, igual que los paramilitares”.

En un comunicado sostiene que prosiguen “los ataques, desalojos, amenazas, robos e intimidaciones y desplazamientos”. Responsabilizando al gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa y al estatal de Juan Sabines Guerrero en la ejecución del ataque en curso, la JBG sentencia: “Es una actitud de cobardía utilizar gente de la misma raza justificando como pleitos intercomunitarios”.Las comunidades agredidas pertenecen al municipio autónomo La Dignidad, en la región chol. El 6 de septiembre “paramilitares de Unión Hidalgo y San Patricio se posesionaron para invadir y desalojar a nuestros compañeros de sus tierras”, refiere la JBG.

El día 12 los paramilitares saquearon la milpa colectiva, “mientras otros estaban en guardia con armas de grueso calibre”. El mismo día llegaron a San Patricio un total de 11 vehículos con policías y judiciales “para observar el lugar donde instalar su campamento”.

La JBG detalla: “El día 13 llegaron en la cabecera municipal de Sabanilla Noé Castañón, secretario general del Gobierno, y Maximiliano Narváez Franco, subsecretario, a reunirse con los invasores de Unión Hidalgo y los priístas de San Patricio a confirmarles que las tierras son de ellos, justificando con sus proyectos de legalización, comprometiéndose a dar seguridad, enviándoles patrullajes policiaco para cuidar a los invasores y apoyar con materiales para construir sus viviendas como láminas incluso a entregarle sus dispensas a los paramilitares”.

Entonces se iniciaron patrullajes en el terreno recuperado. El día 16 la policía repartió láminas a los invasores de Unión Hidalgo y los priístas de San Patricio, que “en el mismo momento se quedaron posesionados en el terreno recuperado, e “inmediatamente le construyeron su campamento a la policía”.

El día 26 hubo otra reunión Sabanilla con funcionarios estatales: “hicieron una minuta de trabajo entre los representantes de los paramilitares de Unión Hidalgo y los priístas de San Patricio con el tema de regularización a nombre de los paramilitares, haciéndoles creer que son derechosos (sic), los están utilizando para apropiar y desalojar de sus tierras a nuestros compañeros bases zapatistas”.

El robo de maíz ha seguido, y el 27 y 28 lo intensificaron. “Desde la invasión, la perdida equivale a 22 toneladas en granos con un precio global de 132,000 mil pesos valorado a 6 pesos el kilo”. También denuncia que sus compañeros desplazados de Unión Hidalgo “se encuentran fuertemente amenazados de los paramilitares que se están organizando para apropiar sus parcelas”.

Los robos “han sido constantes” a pesar de la presencia de la policía, “se ve claramente que el mal gobierno ha preparado estos actos delictivos”, dice la JBG. “Tenemos mucha razón para defender las vidas e integridad de nuestros compañeros”, y añade, dirigiéndose a los gobiernos federal y estatal: “Ustedes son los verdaderos culpables y autores intelectuales de los hechos delictivos que sufren nuestras bases de apoyo; las consecuencias que pueda pasar ustedes son los principales culpables, qué tendrán que rendir cuenta y (ser) juzgados ante la historia del pueblo de México”.

300 días preso

En otro orden, Francisco Santiz López, base de apoyo zapatista de Tenejapa, cumplió este sábado 300 días encarcelado sin motivo en el penal de San Cristóbal. Inicialmente se le acusó de participar en una agresión en la comunidad Banavil el pasado diciembre, sin fundamento, como lo reconoció el juez.

No obstante, una repentina nueva acusación, emitida cuando se disponía a dejar la cárcel, impidió su salida y empantanó su caso, con el cargo de portación de arma prohibida, no sólo tardío sino infundado, pero muy útil para mantener al indígena zapatista como virtual rehén bajo cargos federales que ningún juez se ha atrevido a ratificar.

**************

Desplazados por paramilitares, un centenar de indígenas en Chiapas: Frayba 

Abandonaron las comunidades Comandante Abel y Unión Hidalgo por ataques a balazos.

Hermann Bellinghausen
Publicado: 25/09/2012 15:34

Publicado en La Jornada

México, DF. Cerca de un centenar de indígenas, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), de las comunidades Comandante Abel y Unión Hidalgo, municipio autónomo La Dignidad, en Chiapas, se encuentran refugiados en otros poblados, en condiciones que fueron consideradas “graves” por el Frayba. 

El pasado día 8 de septiembre fueron desplazadas a tiros 73 personas de Comandante Abel por parte de un grupo considerado paramilitar, vinculado con lo que se conocía como Desarrollo, Paz y Justicia, y con el Partido Revolucionario Institucional. Del 6 al 19 de septiembre, el número de agresores pasó de 55 a 150, y éstos han construido un campamento a 500 metros de la comunidad. Otras familias más debieron abandonar Unión Hidalgo, en Sabanilla.

Una brigada de observación, formada por organismos civiles y colectivos de la Otra Campaña, visitó la zona para encontrarse con los desplazados y dio a conocer un amplio informe. Pudo constatar varios impactos de bala en la escuela autónoma y las tiendas cooperativas, “así como la cimentación de trincheras a la orilla del río a 200 metros del poblado”. Según testimonios de los propios refugiados, se han identificado armas R-15. Durante la noche los agresores atrincherados apuntan con ellas.

Dos días antes de iniciar sus ataques, los paramilitares se reunieron en San Patricio con los funcionarios Eduardo Montoya, Maximiliano Narváez y Noé Castañón León, secretario de Gobierno, junto con agentes de Seguridad Pública. Después llegarían individuos con ropa militar y armados. “Hubo más disparos y nos tiramos al suelo para salvar nuestras vidas”. El día 8 “por tantos disparos, las compañeras agarraron rumbo sin saber a dónde. Hubo más uniformados vestidos de militares disparando”. Menos de 30 pobladores permanecen en la comunidad. La mitad de las 147 hectáreas del poblado están “ocupadas”. En la entrada se encuentra un control de Seguridad Pública estatal desde el día 16, que más bien parece proteger a los invasores. El día 18, los policías realizaron disparos.

Algunas mujeres escaparon rumbo al río. Los niños “se metieron al monte sin saber por dónde salir; los disparos venían de muy cerca, zumbado arriba de nosotros, tocando la pared de la casa”, narraron las mujeres. Una de ellas expuso: “Estaba despachando en la Tienda, de repente se soltaron los disparos y las compañeras salieron de manera dispersa. Tres días sin comer ni beber”. Otra mujer relata: “Las compañeras se escondieron bajo piedra y árbol, teníamos a dos compañeras desaparecidas, hasta 3 días aparecieron en San Marcos”.

Los paramilitares han ocupado la casa de salud autónoma. “Los terrenos están vigilados, buscan desalojar a las bases de apoyo, hay muchas milpas invadidas, desde el río hacia el monte. Animales y pastizales se está desperdiciando, los paramilitares cortan el alambrado, destruyen las cosechas, pero vamos a volver a sembrar”, advierten. Responsabilizan al “mal gobierno”, pues “es su manera de guerra y desgaste para rendirnos. No dejamos nuestra lucha y no nos vamos a rendir”.

También Unión Hidalgo “ha sido muy agredida por los mismos paramilitares”

En la comunidad autónoma San Marcos, los observadores encontraron a los desplazados de Comandante Abel en “condiciones precarias”. Cuatro mujeres están embarazadas, y hay “temor de abortos espontáneos”. Una de las mujeres que estuvieron desaparecidas tras el ataque refiere: “La bala nos perseguía y cuando llegamos a este lugar ya estábamos enfermas. No pasamos por la vereda, sino por la barranca. Sentí que hay un tigre detrás de mi, me perdí, estaba espantada, sentí que ya no estaba en el mundo”. Ahora son atendidos por los promotores de salud y las parteras de San Marcos.

Integrantes de la Junta de Buen Gobierno (JBG) de Roberto Barrios declararon a su vez: “El gobierno compra gentes. Después las convence de quitarnos la tierra”. Exigieron al gobierno “que saque sus paramilitares de tierras zapatistas”. La Seguridad Pública y el Ejército “no deben estar aquí”.

En Zaquitel Ojo de Agua se encuentran desplazados otras doce personas de Unión Hidalgo, donde quedaron algunos jóvenes para cuidar los pollos, cerdos y pavos, sin poder salir. Son amenazados por integrantes del PRI quienes se esconden para dispararles. Por medio de un aparato de sonido, los paramilitares anuncian “día y noche que nos van a comer, porque estamos en otra línea, fuera de la justicia y las leyes”, testimoniaron. “Si los paramilitares no logran tomar la comunidad Comandante Abel, dicen que nos van a masacrar a nosotros”.

*

**************

Crece alarma por agresiones a comunidades zapatistas

ONG internacionales piden a autoridades detener violencia

Es una guerra que se intensifica todos los días, afirma Gustavo Esteva

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Sábado 15 de septiembre de 2012, p. 14

Ante la agresión abiertamente paramilitar que se desarrolla contra comunidades del municipio autónomo La Dignidad en la zona norte de Chiapas, crece la preocupación entre los grupos de solidaridad con el movimiento zapatista y colectivos de la Otra Campaña en México y el mundo por el alarmante grado que está alcanzando la escalada contrainsurgente.

De distintos países llegan expresiones de apoyo, demandando la intervención de las autoridades federales y estatales para detener la violencia y los hostigamientos contra las comunidades Comandante Abel, San Marcos Avilés y otras, en los municipio oficiales de Sabanilla, Tila, Ocosingo, Las Margaritas y Chilón, principalmente.

Para el escritor Gustavo Esteva, eshora de resistencia y solidaridad. En referencia a Francisco Sántiz López, base de apoyo del EZLN en Teopisca, actualmente preso sin otro motivo que no sea la persecución política, y la asediada comunidad San Marcos Avilés, dice: “Son frentes de batalla de esa gran guerra que se intensifica todos los días en las comunidades zapatistas porque su resistencia camina, porque todos los días se afirman en su autonomía, consolidan sus logros y los llevan más lejos. El mal gobierno observa cómo se enriquece la resistencia zapatista, cómo se extienden sus formas propias de aprender y sus formas de justicia y sus formas de sanar y todas sus formas de vivir, y cómo, a pesar de todo lo que hacen contra ellos, la nueva realidad social, la que funda una forma de existencia diferente, se contagia y afirma.

Los ataques no van dirigidos contra la debilidad, contra lo que está triste o muerto. Se ataca lo que florece, lo vigoroso, lo que es fuente de inspiración y sirve de ejemplo. Los demonios están sueltos. La guerra anda por todas partes. Y por todas partes anda también la solidaridad, la decisión de estar juntos en esta lucha común que ya no respeta territorios.

Colectivos del Estado Español, Francia, Italia y Reino Unido manifestaron conjuntamente su indignación ante la represión que vive Comandante Abel y señalaron que en las semanas recientes hemos sido testigos de los múltiples agravios y pisoteos que han recibido los compañeros del ejido San Carlos, municipio autónomo San Pedro de Michoacán, ubicado en el Caracol de La Realidad, y del ejido de Moisés Gandhi, región Che Guevara, municipio autónomo Lucio Cabañas, en el Caracol de Morelia.

El Comité Noruego de Solidaridad con América Latina apunta que Comandante Abel es una comunidad de dignos y valientes compañeros y compañeras hostigados, agredidos, cazados y asesinados desde los años 90 por paramilitares del Paz y Justicia y posteriormente miembros del PRI y UCIAF.

A un año de la última invasión de sus tierras, en septiembre de 2011,los paramilitares volvieron con lujo de violencia y soltando disparos hacía los hombres, mujeres y niños que pacíficamente e indefensos resisten debajo de los árboles y bejucos para defender la tierra y sus vidas.

En Alemania se anunció la fundación del Comité de Berlín en Apoyo de los Zapatistas en San Marcos Avilés, en donde un grupoleal al gobierno los expulsó de la comunidad en 2010. Sus milpas fueron ocupadas o quemadas, sus casas y haberes devastadas y destruidas. Después de una odisea de un mes, los habitantes regresaron, habiendo sufrido hambre severa durante el desalojo. Aunque ahora hay un campamento civil internacional por la paz en la comunidad, los zapatistas enfrentan regularmente amenazas, robo, destrucción de sus milpas o ataques físicos.

También se han dado pronunciamientos en Uruguay, Estados Unidos y Argentina. La Red contra la Represión y por la Solidaridad de la Otra Campaña llamó hoy en San Cristóbal de las Casas a crear una red de acopio de víveres para Comandante Abel que operará hasta el próximo enero, así como la organización de brigadas de observación.

http://www.jornada.unam.mx/2012/09/15/index.php?section=politica&article=014n1pol

*************

México reprime judicialmente a bases de apoyo del EZLN: Frayba

El Estado mexicano utiliza el sistema de procuración y administración de justicia para criminalizar, afirma.

Hermann Bellinghausen
Publicado: 25/08/2012 10:44 

México, DF. El Estado mexicano reprime judicialmente a bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), denunció el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) al detallar las violaciones al debido proceso en contra de Francisco Sántiz López, indígena base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) “injustamente preso” en el Centro Estatal para la Reinserción Social de los Sentenciados (CERSS) número 5 en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

Actualmente, sostiene el Frayba, Santiz López “se encuentra acusado por el delito del fuero federal de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, siendo que, por los delitos de homicidio y lesiones calificadas, el pasado 22 de marzo se extinguió la acción penal, por desistimiento del ministerio público del fuero común”. Los cargos iniciales, que permitieron encarcelar al indígena, lo señalaban infundadamente de participar en un incidente violento en la comunidad Banavil, municipio de Tenejapa, en diciembre pasado, donde una persona perdió la vida.

El Frayba “considera que durante la detención y el proceso judicial de Santiz López, el cúmulo de derechos violados dan evidencia de que se trata de una persecución por el trabajo político que realiza como base de apoyo del EZLN en los Altos”, por lo que manifiesta “el temor fundado” de que el juez primero de distrito de procesos penales federales en la entidad emita una sentencia condenatoria contra el campesino tzeltal.

Para el centro de derechos humanos, “el Estado mexicano utiliza el sistema de procuración y administración de justicia para criminalizar a las bases del EZLN debido a que le molestan los avances en el derecho a su libre determinación a través de la autonomía zapatista, con base a los Acuerdo de San Andrés y sus referentes internacionales: Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas”.

El mencionado juez, informa el Frayba, “declaró infundado el incidente de libertad por desvanecimiento de datos a favor de Francisco, en acuerdo publicado el 17 de agosto, refiriendo entre otros argumentos que, en el momento de dictar el auto de formal prisión, se tomaron en cuenta testimonios de quienes dicen que Francisco se encontraba en compañía de personas armadas, ‘por lo que resulta insuficiente para considerar que se hayan desvanecido los datos’”.

Cabe aclarar que el juez “no valoró que los ocho testigos señalaron de manera explícita que Francisco no portaba arma alguna, delito por el que se le inculpa”. En el auto de formal prisión el juez tampoco valoró los testimonios de autoridades locales ni testigos que confirman “que la detención ocurrió en la cabecera municipal de Tenejapa y que Francisco no se encontraba en Banavil en el momento que acontecieron las agresiones, así como el hecho de que el arma de fuego fue ‘asegurada’ y entregada, junto con otras cinco armas, al juez indígena de Paz y Conciliación por habitantes de dicha comunidad”.

Ante el hecho no existe ningún peritaje “que arroje que Francisco portaba el arma referida”.

A más de ocho meses, el encarcelamiento de Santiz López resulta político en la medida en que está demostrado que carece de fundamento, y se le mantiene en prisión bajo consigna política, a pocos meses del relevo de gobierno, tanto estatal como federal.

—————————–

Santiz López es perseguido político: Frayba

Elio Henríquez

Corresponsal

Periódico La Jornada
Sábado 25 de agosto de 2012, p. 13

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 24 de agosto. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) afirmó que el Estado mexicano ha violado el debido proceso contra el indígena Francisco Santiz López, base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), preso desde el 4 de diciembre pasado, acusado de portación de arma de uso exclusivo del Ejército Mexicano y Fuerzas Armadas.

El cúmulo de derechos violados evidencia que se trata de una persecución por el trabajo político que realiza Santiz López en los Altos de Chiapas, por lo que existe el temor fundado de que el juez primero de distrito de procesos penales federales en el estado de Chiapas emita una sentencia condenatoria en su contra, aseveró en un comunicado.

El Frayba consideró que el Estado mexicano utiliza el sistema de procuración y de administración de justicia para criminalizar a bases de apoyo del EZLN, debido a que le molestan los avances en el derecho a su libre determinación a través de la autonomía zapatista, con base en los acuerdo de San Andrés y sus referentes internacionales: el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y la Declaración de la Organización de Naciones Unidas sobre de los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El indígena tzeltal fue detenido el 4 de noviembre en la cabecera municipal de Tenejapa, luego de una agresión en la que murió un militante priísta en la comunidad de Banabil. De acuerdo con testigos, Santiz López no estaba en el lugar de los hechos.

——————————

Dirigente campesino peruano pide al #YoSoy132 respaldar a zapatistas

El líder exhorta a defender la isla de libertad creada por el EZLN

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Jueves 23 de agosto de 2012, p. 18

El dirigente campesino y director de la publicación peruana Lucha Indígena, Hugo Blanco, denunció desde Perúlas verdaderas razones y fuerzas que buscan aplastar lo que él llama lazona liberada del neoliberalismo, donde se gobierna la gente a sí misma, en un mensaje de respaldo a las comunidades del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que alude a quienes buscan un mundo libre. En 1994, en pleno auge del sistema neoliberal que nos oprime, se alzó una voz de rebeldía, el movimiento zapatista de Chiapas.

Blanco llama al movimiento #YoSoy132 a que comprenda que es fundamental tarea suya defender la isla de libertad que está en su mismo país; aplastar a los zapatistas haría fácil aplastar a #YoSoy132. Considerando que es interés directo de la humanidad defender dicha isla de libertad, Hugo Blanco llama a ladefensa de San Marcos Avilés, contra los otros ataques en la zona y luchar por la libertad de Francisco Sántiz López y Alberto Patishtán Gómez.

Y recuerda: Carlos Salinas de Gortari, entonces presidente, lanzó una sangrienta ofensiva militar pensando aplastar rápidamente la rebelión. No fue así, la población indígena combatiente resistió. El pueblo de México se sintió indignado ante el derramamiento de sangre y exigió el cese del ataque. El gobierno de Estados Unidos se sintió alarmado, pues con la cantidad de mexicanos y chicanos oprimidos en su territorio había el peligro de que la rebelión se extienda a la sede del imperio. Por lo tanto ordenó al gobierno mexicano que detuviera el ataque, mientraslos rebeldes manifestaron que ellos obedecían al pueblo de México que ordenó que la guerra se detuviera.

Blanco rememora: El gobierno ofreció conversaciones, los zapatistas aceptaron. Con el espíritu democrático que tienen, no quisieron ser ellos quienes hablaran en nombre de los indígenas mexicanos, y convocaron a indígenas e indigenistas de todo el país para que elaboraran las demandas. Fueron tan contundentes sus argumentos que la comisión gubernamental tuvo que aceptar muchos. Ambas partes firmaron los Acuerdos de San Andrés. Como éstos debían tener forma de ley para ser aprobados por el parlamento, éste nombró una comisión con el encargo de darles el formato correspondiente. La comisión cumplió su tarea y lo presentó a las partes, los zapatistas aceptaron, pero el gobierno no. En lugar de eso presentó otro documento, traicionando los acuerdos que había firmado. Los partidos en el Congreso se inclinaron ante el atropello.

En su momento, el gobierno de Ernesto Zedillo hizo un ataque militar traicionero, pretendiendo liquidar a la dirección del EZLN. Fracasó, apunta Blanco, pero (cualquiera que sea el presidente de turno) no abandona sus intenciones de desaparecer esa isla de libertad que existe en el mundo. No olvidemos que la primera reunión internacional de los oprimidos por el sistema neoliberal que aplasta al mundo fue convocada por los indígenas zapatistas y se realizó en el barro de Chiapas años antes del Foro Social Mundial.

El dirigente campesino de Perú destaca: Últimamente se están intensificando los ataques a las comunidades zapatistas, el principal y más fuerte es el que sufre la comunidad autónoma zapatista de San Marcos Avilés. Las juntas de buen gobierno Hacia la Esperanza y Corazón del Arco Iris de la Esperanza denuncian diversos ataques, apunta.Estos, así como el mantenimiento en prisión de Sántiz López y Patishtán Gómez, constituyen la punta de lanza para aplastar a la zona liberada del neoliberalismo, donde se gobierna la gente a sí misma a través de las juntas. Ellas son vistas como un gran enemigo por las empresas trasnacionales, pues son una muestra viva de que otro mundo es posible, uno donde quepan muchos mundos.

 

——————————–

“Nosotros no nos vamos a dejar”, advierten los zapatistas frente el cúmulo de agresiones

En el último mes las hostilidades contra las comunidades zapatistas se han incrementado. Las tierras que recuperaron con el levantamiento armado de 1994 se ponen en disputa inducida y patrocinada desde el gobierno.

GLORIA MUÑOZ RAMÍREZ
FOTOS: RICARDO TRABULSI

agosto 20, 2012

Hace exactamente nueve años, en agosto del 2003, las comunidades que conforman las bases de apoyo del EZLN anunciaron la conformación de 38 municipios autónomos en rebeldía. El proceso de la nueva geografía del territorio zapatista había arrancado 10 años antes, en 19 de diciembre de 1994, fecha en la que rompieron el cerco militar, lanzaron una nueva ofensiva política y dieron a conocer la demarcación autónoma de su territorio. Han pasado desde entonces 213 meses, cuatro presidentes de la República, ya casi cinco, y siete gobernadores, y ni un solo momento las comunidades que se atrevieron a desafiar al Estado exigiendo libertad, democracia y justicia para todo México, han dejado de ser agredidas, lo mismo por el ejército que por grupos paramilitares, por programas gubernamentales contrainsurgentes y por organizaciones amparadas por el Estado.

En el último mes las agresiones se incrementaron, como cada vez que terminan un sexenio federal y un periodo de gobierno estatal. Las tierras que recuperaron los zapatistas con el levantamiento armado de 1994 se ponen en disputa inducida y patrocinada desde el gobierno, se compran voluntades, se ofrece un territorio que no les pertenece y se siembra la discordia desde el poder. Nada es nuevo para estas comunidades que cumplirán 19 años en resistencia, pero no por eso dejan de ser graves y alarmantes las cotidianas hostilidades contra su proyecto de vida.

Lejos de rendirse o intimidarse, los zapatistas han respondido en recientes denuncias de las autoridades autónomas que aunque los “han estado agrediendo sin motivo y sin razón alguna, piensan que con esto nos vamos a rendir o nos vamos a vender para estar en sus filas de rateros, criminales y vende patrias que están encabezados por ellos. Si esto así lo piensan están muy equivocados porque estas injusticias que nos hacen, lejos de pensar en rendirnos nos llenan de coraje, rabia e indignación”.

“Ya basta de tantas provocaciones e injusticias en contra nuestra” –añaden las autoridades civiles-. “Les hacemos saber que nosotros no nos vamos a dejar, y les advertimos que si no dejan de provocarnos tomaremos medidas más serias”, advirtió la Junta de Buen Gobierno con sede en La Realidad.

Balazos y amenazas se topan con la resistencia zapatista en Moisés Ghandi

Las agresiones recientes van desde los ataques armados, hasta la amenaza de despojo de tierras, desalojos y robo de sus instalaciones. En el ejido Moisés Ghandi, del municipio autónomo Lucio Cabañas, perteneciente al caracol de Morelia, los integrantes de la Organización Regional de Caficultores de Ocosingo (ORCAO), atacaron con armas largas a 59 bases de apoyo del EZLN, con el fin de despojarlos de sus tierras.

La Junta de Buen Gobierno de la región relata que el 2 de agosto veinte integrantes de la ORCAO, cuatro de ellos armados, ingresaron a las tierras recuperadas de El Carmen y les dispararon a 60 metros de distancia, acompañando los tiros con gritos amenazantes, argumentando que “la tierra es de ellos y que no quieren rancheros, porque nuestros compañeros tienen ganado del colectivo, que nos ha servido para nuestra resistencia”.

Los zapatistas relatan que antes los disparos y las amenazas con armas blancas, “los 59 compañeros empezaron a retirarse”, y posteriormente también se fueron los de la ORCAO. Posteriormente, el 6 de agosto, “nuevamente los 59 compañeros fueron a trabajar en el mismo trabajadero y llegaron a las siete de la mañana para limpiar el potrero del ganado colectivo”. Dos horas después ingresaron tres grupos de la ORCAO coordinados por Tomas López Santiz, principal de diácono; Pedro Velásquez Hernández, ex jefe de la zona de la iglesia de Abasolo; Manuel Santiz Hernández, ministro de la iglesia de Abasolo; Antonio Gómez López, base de la ORCAO de Abasolo; Adolfo López Jiménez, Cesar López Jiménez, Alonso López Gómez, ex jefe de zona de la iglesia de Abasolo y miembro de la propiedad Los Limares; Sebastián López Gómez, coro de la iglesia de Abasolo y Pedro López Gómez, todos ellos, denuncian, “venían armados y coordinando a los 91 bases de la ORCAO”.

Los agresores portaban armas calibre 22, bombas aspersoras y 68 personas llevaban armas blancas. Iniciaron los disparos a una distancia de 100 metros de 50 tiros, por lo que “los compañeros se retiraron de sus trabajaderos mientras que los ORCAOS empezaron a fumigar una cuarta parte del potrero con herbicidas,  mientras los armados están posicionado en los tallos de los arboles, vigilando si no regresaban nuestros compañeros”.

El 7 de agosto de 2012, continúa la denuncia, los 59 zapatistas regresaron a la tierra “porque no tuvieron miedo de esas amenazas y ni tendrán miedo porque la hemos recuperado a base de sangre de nuestros compañeros caídos en 1994, en el levantamiento armado”. Y un día después nuevamente fueron agredidos por la ORCAO.

La explicación de toda esta serie de agresiones es la siguiente: “El coraje de los tres niveles del mal gobierno, es porque no quiere que se difundan sus mañas, por eso organiza gente ignorante de como inyectar sus proyectos de muerte en nuestros territorios autónomos formados por nuestros pueblos, donde también estamos gobernados de nuestra manera, tal como el pueblo lo queremos. Nosotros seguiremos luchando y resistiendo ante las amenazas por nuestras tierras; aunque sabemos que detrás de esta intimidación están los tres niveles del mal gobierno. Nosotros no luchamos obligados ni en la manipulación de unos cuantos personajes, como estos representantes locales, regionales, asesores de la ORCAO y de los supuestos gobernantes federal, estatal y municipal donde lo tienen bajo presión y amenaza a la pobre gente ignorante, obligándolos de recibir miserables proyectos y obligándolos a hacer provocaciones”.

Los zapatistas dejan claro que los integrantes de la ORCAO son sólo “unos ayudantes, por que los verdaderos actores intelectuales se llaman Felipe calderón y Juan Sabines Guerrero, porque son ellos quienes están ejecutando los proyectos de muerte de guerra por millones de pesos que inyectan en nuestros territorios”, advierten.

Durante años, recuerdan las autoridades zapatistas, “han ejecutado millones de pesos queriéndonos destruir para regalarles nuestra tierra, acabar nuestra costumbre, nuestra lengua, pero para que vea el mundo como zapatistas que aquí seguimos luchando y resistiendo a toda costa”.

La estrategia gubernamental que no ha cesado ni un minuto en 19 años a pesar de su flagrante fracaso, es la de ofrecer proyectos a otras comunidades “para desmoralizar a los zapatistas”. Pero, advierten en su reciente comunicado, “se equivocan, quizás nos burla cuando no respondemos sus provocaciones; nosotros solo sabemos que estamos construyendo una vida y no muerte como hacen los malos gobiernos…Ni con sus millones de pesos han podido eliminarnos, menos con una pequeña organización como la ORCAO. Nosotros como zapatista somos luchadores de corazón humilde y sencillo, constructores de la paz justa, construyendo la mejor forma de vivir en nuestras tierras mexicana, donde nosotros no buscamos bienestar personal. Nosotros no somos provocadores ni agresores ni bandas paramilitares, ni bandas criminales nosotros somos gentes de trabajo y de paz”, señalan.

Finalmente, advierten: “sabemos gobernarnos y por eso decimos que estamos dispuestos defender a toda costa lo que es nuestro derecho”.

Proyectos para dividir a las comunidades: “Lástima de esos hermanos que se dejan engañar”

La segunda denuncia de agosto se refieren a la pretensión de arrebatarles una bodega de café en la comunidad de Veracruz, anexo del ejido San Carlos, municipio autónomo de San Pedro de Michoacán (y oficial de Las Margaritas), muy cerca de La Realidad, sede de la junta de buen gobierno de la región.

Desde antes del levantamiento armado de 1994 se construyó en el anexo Veracruz una bodega de 30 por 14 metros para compra y almacenamiento de café, como parte de un proyecto de la Unión de Ejidos de la Selva. Esta bodega fue recuperada por los zapatistas el primero de enero de 1994 y fue incluso emblemática de la resistencia de estos pueblos, al ser uno de los primeros proyectos que se levantaron con la unión de cuatro municipios autónomos: San Pedro de Michoacán, Tierra y Libertad, Libertad de los Pueblos Mayas y General Emiliano Zapata, en el preámbulo de lo que después se conocerían como regiones autónomas.

Ahora los amenazan con quitárselas para promover proyectos del gobierno, como parte de la política de contrainsurgencia que los diferentes gobiernos han aplicado para dividir a los pueblos indígenas zapatistas. Luis H. Álvarez, encargado de la política contraisurgente, para quien cualquier indígena de Chiapas es un zapatista susceptible de ser comprado (cuando ni idea tuvo ni tiene del territorio en rebeldía, de su conformación y de sus alcances), se atrevió incluso a escribir un manual presentado y alabado por el propio Felipe Calderón.

La Junta de Buen Gobierno “Hacia la Esperanza”, perteneciente a la zona selva fronteriza, con sede en La Realidad, explicó que la bodega en cuestión es parte de un proyecto autónomo en el que se vende mercancía al mayoreo y menudeo y que “desde hace ya muchos años la estamos ocupando, porque sin duda alguna esta bodega nos corresponde a nosotros como zapatistas”.

El problema aquí es el mismo y sigue el manual de Luis H. Álvarez: “Resulta que un grupo de personas que viven en este anexo, impulsados por sus autoridades y otras personas han venido organizándose con el fin de quitárnosla. Este grupo no tienen nada que ver con esta construcción y lo que están haciendo es provocarnos sin derecho ni razón alguna, porque nosotros no estamos quitando nada a nadie, mucho menos a ellos”. Resulta, explican las autoridades autónomas, que ahora “quieren ocupar la bodega, porque serán beneficiados con dos proyectos que los malos gobiernos le proporcionarán….y como las autoridades de la Junta de Buen Gobierno les dijeron que no se les va a permitir que la ocupen; que lo vean con quien les va a dar el proyecto, por lo tanto se les advirtió que no nos vayan a provocar a nosotros como zapatistas por culpa de estas migajas que les regala el mal gobierno”.

Sin embargo, el seis de agosto pasado, denuncian, un grupo de 45 personas del Partido Verde Ecologista y del Partido de la Revolución Democrática, “encabezados por Rafael Méndez López, agente municipal; Iván Méndez Domínguez, suplente del agente municipal; Alfredo Méndez Rodríguez, Fidel Méndez Santis, Francisco Santis Méndez, Nemías Santis Rodríguez, Ernesto Grene Hernández, Joel Hernández Méndez, Hugo Albores Trujillo, Gilberto Méndez Méndez y Marín Méndez Santis, se dirigieron a la bodega y alambraron con alambre de púas”, tapando la entrada para evitar el paso. Lo cual no consiguieron, pues los zapatistas reabrieron la entrada.

Días después, el 11 de agosto, un grupo de 45 personas cortó la energía eléctrica de la bodega y la de la casa de un base de apoyo zapatista. La respuesta pacífica del gobierno autónomo fue volver a instalar la electricidad: “Sabemos perfectamente que estos hermanos no son nuestros enemigos pero desgraciadamente por no entender, por no pensar, se meten como quiera a hacer cosas (provocaciones) sin analizar si les va a salir bien o les va a salir mal, y sin medir las consecuencias que este hecho puede traer”, señalaron.

La Junta de Buen Gobierno de La Realidad, al igual que la de Morelia, tiene claro dónde está el enemigo: “Lástima de esos hermanos que se dejan engañar, que se dejan manipular por unas cuantas personas que a su vez son manipulados y asesorados por sus malos gobiernos. Es injusto que estas personas que organiza para provocar, sometan a los demás por medio de sanciones o amenazas a quienes se niegan hacerlo, porque sabemos que hay hermanos que saben pensar, que saben analizar, pero por miedo se tienen que someter, y así es como se han convertido en cómplices de quienes están organizando estas acciones”.

Y añaden: “Es una estrategia de los gobiernos corruptos, que son los actores intelectuales, causantes de estos problemas; al meter sus proyectos para dividir a la gente y crear problemas entre campesinos e indígenas que somos, o intimidar a través de estas acciones provocativas a nuestro compañero para que deje de luchar, pero lo que nosotros les decimos a esas autoridades corruptas y a ese grupo de personas que han organizado para ejecutar sus malas acciones, a si como también a las autoridades de los tres niveles de gobierno: a Felipe de Jesús Ruiz Moreno, presidente municipal de Las Margaritas, a Juan Sabines Guerrero y a Felipe Calderón Hinojosa, que nosotros jamás vamos a permitir estas provocaciones, vamos a defendernos a como dé lugar ante todo proyecto que afecten a nuestras compañeros y nuestros compañeros zapatistas”.

San Marcos Avilés, en la mira del despojo

Constantes agresiones, robos y amenazas de expulsión enfrentan cotidianamente las bases de apoyo zapatistas de la comunidad San Marcos Avilés, municipio de Sitalá, en la zona tzeltal, situación por la que en estos momentos se lleva a cabo un campaña nacional e internacional de solidaridad.

“Todo lo que sembramos lo aprovechan los partidos políticos. La actual situación de las familias en resistencia llegó a pasar porque para las autoridades del gobierno de Felipe Calderón y Juan Sabines Guerrero no tiene importancia lo que estamos reclamando. Hasta empezaron a meterse en las casas. Algunos tenían caballo, ganado, todo eso teníamos antes de la llegada de nuestro sufrimiento. Algunos tenían cemento, lámina, varilla para construir sus casas, tienda, un carro. Se lo llevaron todo. Además, no podemos gozar del fruto de nuestro trabajo con nuestros hijos, ya que los que lo consumen son ellos, los (de los) partidos políticos PRI, PRD y PAN”, explicaron los zapatistas a través de un video.

En esta comunidad fue la apertura de una escuela lo que motivó las recientes agresiones y las amenazas de desalojo: “Le damos mucha importancia a la escuela. Queremos que haya una buena enseñanza de los niños, un buen aprendizaje, un buen ejemplo. Vemos que el gobierno tiene sus escuelas, pero no es buena educación ni les enseñan bien a nuestros hijos, y lo que enseñan no tiene nada que ver con nosotros. Por eso abrimos nuestra escuela. Ésta dio pretexto a los oficialistas para agredir a las familias zapatistas y expulsarlas en 2010, luego de que el 16 de agosto de ese año se iniciaron las clases.

En los días siguientes fue citado por las autoridades oficiales un compa que vive allá abajo. Cuando se presentó con otro compa en la agencia oficial, les escribieron un documento el cual intentaron hacerlos firmar para que ya no hubiera bases de apoyo del EZLN aquí. Nuestros compañeros se negaron. Autoridades y agresores los tuvieron encerrados, y después quisieron mandarlos a la cárcel”.

“No estamos cometiendo ningún delito. Tenemos derecho a luchar para que nos tomen en cuenta. Libertad, justicia y paz, eso es lo que estamos pidiendo. No tenemos miedo porque sabemos con claridad lo que estamos buscando y cómo queremos vivir. Hombres, mujeres jóvenes y niños estamos en lucha. Así que queremos que se conozca el crimen del mal gobierno aquí en San Marcos Avilés”, advierten los indígenas en rebeldía.

Prisión política para los zapatistas

Las agresiones a las bases de apoyo del EZLN contemplan la prisión política. No son pocos los que han sido apresados desde 1994 y han conseguido su libertad en primer lugar porque no han cometido delitos; y en segundo lugar porque ha sido inmenso el repudio internacional que su reclusión ha causado.

En estos momentos Francisco López Sántiz, comerciante y campesino tzeltal de Tenejapa, base de apoyo, se encuentra preso en la cárcel de San Cristóbal de las Casas, acusado de un asesinato que, está comprobado, no cometió.

Detenido desde el pasado 4 de diciembre, el 22 de marzo se le notificó que saldría del penal “pero justamente cuando faltaban unos metros para salir de la cárcel”, denunciaron las autoridades autónomas zapatistas, sonaron “sus maquinas de comunicación (celular) de los que supuestamente lo liberaban, para recibir la noticia de que Francisco no puede salir, que porque tiene otro delito federal más grave: ‘portación de arma de fuego de uso exclusivo de ejército’ y que esto impide su liberación”.

“Nuestro compañero Francisco fue acusado falsamente y detenido injustamente, no tiene nada que ver con lo ocurrido en Banavil, porque no estuvo ni participó en los hechos ocurridos en el cual se acusa. Francisco no es asesino ni tiene arma, sólo porque la gente del PRI así lo acusa falsamente”, señaló en su momento la Junta de Buen Gobierno de Oventik.

El gobernador Sabines, ya de salida, se niega a responder por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante su gobierno, y mantiene tanto a Francisco como al profesor Alberto Patishtán como rehenes políticos de fin de sexenio.

“El gobierno no quiere liberarlo porque es base de apoyo del EZLN. Sabemos que no ha cometido delito. Ya presentamos testigos (de su inocencia), pero el gobierno lo persigue por luchar por justicia, democracia y libertad”, denunciaron los familiares de Francisco.

Solidaridad y acompañamiento nacional e internacional

Desde 1994 los zapatistas han convocado no sólo el apoyo y la solidaridad con su causa y el rechazo a las agresiones en su contra, sino la construcción de un proyecto común que enfrenta y cuestiona al poder desde abajo.

A más de 18 años del levantamiento, y ante las recientes agresiones, circulan diversas convocatorias de solidaridad con el EZLN, sus pueblos y un proyecto de vida que comparten con el mundo a partir de la autonomía y su derecho a decidir su propio destino.

El pasado 12 de agosto, la Brigada de Observación y Solidaridad con las Comunidades Zapatistas, iniciativa de la Red Contra la Represión y por la Solidaridad, inició un recorrido por el territorio en rebeldía “para aportar nuestro granito de arena que ayude a documentar los avances de la autonomía zapatista y que permita hacer eco de las denuncias hechas por parte de las comunidades rebeldes en contra de los malos gobiernos y todos los partidos políticos, particularmente del desgobernador del estado, Juan Sabines Guerrero y el Partido de la Revolución Democrática”.

Integrantes de La Otra Campaña y activistas de Chile, Brasil, el Estado Español y Alemania, se distribuyeron en los caracoles de La Realidad, La Garrucha, Morelia y Roberto Barrios, bajo el principio de que “si tocan a los zapatistas nos tocan a todos…Respaldamos el derecho de la autodeterminación que nuestras compañeras y compañeros realizan por medio de las Juntas de Buen Gobierno,  respaldamos su lucha por la defensa de sus territorios y de la creación de la autonomía. El coraje  que nos transmiten se encuentra lejos de un llamado a la rendición, por el contrario, su indignación, que “padece” también en la actualidad gran parte de la población global, refleja la necesidad de aprender de distintas experiencias de lucha, de la historia y de la posible creación de puentes solidarios para que hechos como los que están resistiendo no queden impunes y sientan el respaldo del nosotras y el nosotros que somos en el abajo y a la izquierda, creando juntas y juntos ese otro mundo posible y más necesario que nunca”, señaló la Red al inicio de su recorrido por la selva, Los Altos y el norte de Chiapas.

Por su parte, el Movimiento por Justicia del Barrio lanzó desde Nueva York la campaña “Eco Mundial en Apoyo a l@s Zapatistas: Justicia y Libertad para San Marcos Avilés y Sántiz López”, con la convocatoria a crear comités de La Palabra Verdadera, para promoción y difusión de lo que ocurre en las comunidades rebeldes de Chiapas.

“La primera etapa”, explican en la convocatoria, “durará el mes entero de agosto y tiene como objetivo principal la intensa promoción de la campaña y amplia difusión de información entre nuestras comunidades, barrios, ejidos, redes, y países respectivos sobre la situación actual de injusticia absoluta que se enfrenta en San Marcos Avilés y el caso de encarcelamiento injusto de Francisco Sántiz López”.

“Bajo el liderazgo de la comunidad de San Marcos Avilés y de la Junta de Buen Gobierno, la meta de esta primera etapa es llenar de conciencia a los corazones de tanta gente que nos sea posible y que el mundo se conozca la violencia constante por parte del mal gobierno y la resistencia del pueblo digno. Después de esta etapa intensa de educación popular, vendrá una etapa de acción más directa”, explican los convocantes, quienes han tenido ya respuesta de México,  India, Portugal, Inglaterra, Turquía, Panamá, Sudáfrica, Colombia, Alemania, Italia, Australia, Brasil, Ecuador, Canadá, Uruguay, Estado Español, Argentina, Francia, Chile y Estados Unidos.


Article from Desinformémonos: http://desinformemonos.orghttp://desinformemonos.org/2012/08/nosotros-no-nos-vamos-a-dejar-advierten-los-zapatistas-antes-el-cumulo-de-agresiones/

——————————–

Tzeltales temen desalojo de bases de apoyo zapatista en caracol de Oventic

Identifican a priístas y del PVEM como promotores de amenazas

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada
Martes 7 de agosto de 2012, p. 18

Según reporta la comunidad tzeltal San Marcos Avilés, perteneciente al caracol zapatista de Oventic, se estaría planificando un nuevo desalojo de las bases de apoyo zapatistas de la localidad. Esto podría suceder dentro los siguientes días a manos de partidistas locales integrantes del grupo de choque que ha atormentado a las bases rebeldes de San Marcos Avilés desde 2010. Los partidistas se la pasan en asambleas extraordinarias para discutir estos asuntos, añaden.

Estos mismos han hecho público el plan de desalojo violento. La comunidad agredida reporta que estos partidistas están tratando de conseguir a más personas en las comunidades de Pantelhó, Corralito y La Providencia para ayudarles en realizar el desalojo; han fanfarroneado que se sienten muy capaces de realizarlo, ya que el candidato Leonardo Guirao Aguilar (PVEM) ganó las elecciones recientes del municipio de Chilón, su partido a nivel estatal y el PRI a nivel federal.

Los indígenas identifican como promotores de estas amenazas a Lorenzo Ruiz Gómez y Manuel Díaz Ruiz (PVEM) y a los priístas Vicente Ruiz López, José Cruz Hernández, Carmelino Hernández Hernández, Ernesto López Núñez, Manuel Vázquez Gómez, Aristeo y Alejandro Núñez Ruiz.

Además del anuncio del plan de desalojo de los grupos de choque mencionados, recientemente se ha visto un aumento preocupante de insultos, destrucción de flora y cosechas y robos en la comunidad, reportan a su vez organismos civiles. Por los actos agresivos, este año no alcanzarán los alimentos a las familias zapatistas de San Marcos Avilés. En semanas pasadas, la situación de amenazas y agresiones se ha intensificado tanto, que se teme una repetición de lo ocurrido en agosto de 2010, esta vez quizá peor; las vidas de las bases de apoyo zapatistas de San Marcos Avilés están en serio riesgo. Los indígenas en resistencia y perseguidos, unas 200 personas, compraron el terreno hace 12 años y poseen la escritura. Sin embargo, igual que en todo el territorio zapatista, esto no detiene a los gobiernos y siguen entregándole la tierra a otros a cambio del desplazamiento forzado de lo que más temen los de arriba: un buen ejemplo, apuntaba días
atrás un llamamiento a la solidaridad internacional de organizaciones de la otra campaña, que han manifestado reiterada preocupación por la suerte de esta comunidad. Próximamente, una caravana civil recorrerá algunos puntos álgidos de la geografía de la resistencia y la contrainsurgencia.

Especialmente en los últimos días han ocurrido más amenazas hacia las bases de apoyo del EZLN en San Marcos Avilés por el grupo de choque de partidistas locales. Este grupo dijo que secuestrará a las autoridades comunitarios zapatistas y así desplazará a fuerza a las bases de apoyo del ejido. A quienes denuncian los actos de agresión se les amenaza con la cárcel si persisten. Las organizaciones destacan: Por todo esto se teme un pleno desalojo forzado de la comunidad al nivel del de 2010.

El inicio de la desventura de San Marcos Avilés fue el establecimiento de la escuela Emiliano Zapata, parte del Sistema Autónomo Educativo Zapatista, en agosto de ese año. Los oficialistas desataron una hostilidad ya latente,y a las pocas semanas las familias zapatistas debieron refugiarse en las montañas durante 33 días. Al regresar, encontraron sus casas y sembradíos saqueados y destruidos. Dos años después, y espoleados por el triunfo electoral para gobernador de su correligionario Manuel Velasco Coello, los grupos de choque parecen alistarse para consumar las agresiones y los despojos largamente anunciados, ante la pasividad del gobierno estatal.

**************

Ante agresión paramilitar, zapatistas fundan el poblado Comandante Abel

Son desplazados de su comunidad, al continuar plan ofensivo del gobierno, acusan

Informe de ONG revela que la situación se agravará con la llegada del PRI al poder

Hermann Bellinghausen

Enviado

Periódico La Jornada
Lunes 6 de agosto de 2012, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis., 5 de agosto. Ante las agresiones de paramilitares, la comunidad zapatista San Patricio, del municipio autónomo La Dignidad (caracol Roberto Barrios), decidió en mayo pasado trasladarse a otro predio de tierras recuperadas por el EZLN en 1994, y fundar el nuevo poblado Comandante Abel.

El Espacio de Lucha contra el Olvido y la Represión, que se coordina en la Red contra la Represión y por la Solidaridad en Chiapas, presentó un informe de las brigadas de observación en San Patricio el cual detalla el cambio como resultado de un proceso de dignificación de lucha de las familias bases de apoyo zapatistas, que padecen persecución paramilitar impune y constantemente.

La movilización de la sociedad civil detuvo la guerra en 1994, pero el gobierno mexicano la continuó por otros medios y diseñó el Plan de Campaña Chiapas 94, cuya fase ofensiva ordenaba, textualmente, “desplazamiento forzado de la población bajo influencia zapatista hacia albergues o zonas de refugio oficiales; neutralización de la diócesis de San Cristóbal; captura de mexicanos identificados con el EZLN; expulsión de extranjeros perniciosos; muerte o control de ganado equino y vacuno; destrucción de siembras y cosechas, y empleo de la ‘autodefensa civil’ (para) romper la relación de apoyo que existe entre la población y los transgresores de la ley”.

En la región chol (Tila, Tumbalá, Sabanilla, Salto de Agua, Palenque y Yajalón), la estrategia se desplegó con Desarrollo, Paz y Justicia, organización paramilitar formada, financiada, entrenada y protegida por estructuras del gobierno, la cual nunca fue desarmada, y las armas que el propio Estado financió siguen amenazando la integridad de las bases de apoyo zapatistas después de 18 años. Entre 1995 y 1997 los paramilitares desplazaron a miles de personas. Controlaban carreteras, secuestraban, torturaban, violaban, desaparecían, asesinaban, quemaban casas, robaban cosechas, animales, pertenencias. Ahora, con el regreso del PRI a la presidencia y Manuel Velasco Coello, del Partido Verde Ecologista (otra cara del PRI) a la gubernatura, las condiciones favorecen al grupo paramilitar, sostiene el informe.

El esquema de contrainsurgencia está vigente en el territorio zapatista. Basta con mirar las acciones contra comunidades de los distintos caracoles: Nuevo Paraíso, San Marcos Avilés, Bolom Ajaw o San Patricio. El Plan de Campaña Chiapas 94 sigue operando: muerte o control de ganado, destrucción de siembras y cosechas, empleo de la autodefensa civil (paramilitares).

En 1995 se funda San Patricio. Durante años, las familias zapatistas serán hostigadas por Paz y Justicia, creando desconfianza y divisiones. Ante la resistencia rebelde, el grupo paramilitar opera con familias del PRI con el objetivo de entorpecer el proceso autonómico. En mayo pasado, los pobladores decidieron reubicarse en otro espacio de tierra recuperada, con el apoyo de más de 200 bases zapatistas de otras regiones, en el predio La Lámpara (previamente invadido durante mes y medio por los paramilitares de Paz y Justicia, ahora como Uciaf). Así nace la comunidad Comandante Abel. “Dejaron lo construido para crear una nueva comunidad que resignifica la voluntad, disciplina, amor y convicción del finado comandante del EZLN, quien era encargado de la región tzeltal y chol de la zona norte”.

Los observadores reportan disparos al aire y recurrentes amenazas de desplazamiento. Cuando los zapatistas realizaron el traslado hubo disparos (16 y 28 de mayo) y nuevas amenazas. Ahora la comunidad resiste y construye. A raíz de la invasión a San Patricio en septiembre de 2011, los indígenas perdieron sus cosechas. Ahora, tras ser despojados de los bienes producidos colectivamente construyen casas, siembran milpa; los trabajos colectivos y las cooperativas continúan, escuela y salud autónomas siguen en pie.

http://www.jornada.unam.mx/2012/08/06/politica/016n1pol

**************

Bases de apoyo del EZLN piden respaldo de la comunidad global

Son de San Marcos Avilés, municipio de Sitalá

Reportan agresiones constantes, robos y amenazas

Hermann Bellinghausen

Periódico La Jornada, Miércoles 25 de julio de 2012, p. 18

San Cristóbal de las Casas, Chis., 24 de julio. Los priístas nos hacen sufrir mucho, ya no queremos eso, expresan las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Libración Nacional (EZLN) en la comunidad San Marcos Avilés (municipio de Sitalá, en la zona tradicional de los tzeltales), al hacer un llamado a la solidaridad internacional. Denuncian constantes agresiones, robos y amenazas de expulsión: Cuando sembramos nuestra milpa, aunque es elote, no lo podemos llevar a nuestra casa. Llegan a robar el frijol, la caña, el plátano. En cuanto a la caña lo cortan todo y eso es pura maldad. Aunque sembramos y trabajamos, ellos lo acaban y ya no hay nada.

Los indígenas zapatistas añaden: Todo lo que sembramos lo aprovechan los partidos políticos. La actual situación de las familias en resistencia llegó a pasar porque para las autoridades del gobierno de Felipe Calderón y Juan Sabines Guerrero no tiene importancia lo que estamos reclamando. Hasta empezaron a meterse en las casas. Algunos tenían caballo, ganado, todo eso teníamos antes de la llegada de nuestro sufrimiento. Algunos tenían cemento, lámina, varilla para construir sus casas, tienda, un carro. Se lo llevaron todo. Además, no podemos gozar del fruto de nuestro trabajo con nuestros hijos, ya que los que lo consumen son ellos, los (de los) partidos políticos PRI, PRD y PAN.

En un video divulgado anoche, los indígenas, con el rostro cubierto, argumentan en tzeltal a favor de la educación autónoma: Le damos mucha importancia a la escuela. Queremos que haya una buena enseñanza de los niños, un buen aprendizaje, un buen ejemplo. Vemos que el gobierno tiene sus escuelas, pero no es buena educación ni les enseñan bien a nuestros hijos, y lo que enseñan no tiene nada que ver con nosotros. Por eso abrimos nuestra escuela. Ésta dio pretexto a los oficialistas para agredir a las familias zapatistas y expulsarlas en 2010, luego de que el 16 de agosto de ese año se iniciaron las clases.

En los días siguientes fue citado por las autoridades oficiales un compa que vive allá abajo. Cuando se presentó con otro compa en la agencia oficial, les escribieron un documento el cual intentaron hacerlos firmar para que ya no hubiera bases de apoyo del EZLN aquí. Nuestros compañeros se negaron. Autoridades y agresores los tuvieron encerrados, y después quisieron mandarlos a la cárcel.

Recuerdan el origen de la persecución que ahora padecen: La escuela que se encuentra allá arriba nosotros la construimos. Ese día quisieron destruir otra vez las láminas. No se conformaron los agresores y las autoridades acordaron corrernos de una vez de nuestros hogares. Discutieron con el gobierno sus planes para maltratarnos. Traían machetes, palos y piedras en la mano. En consecuencia, durante un mes y tres días permanecieron bajo de un árbol, cubiertos con pedazos de lonas rotas; eran tiempos de lluvia y los niños dormían en el lodo; no había tortillas para comer ni pozol para tomar.

Una mujer embozada interviene:No nos toman en cuenta, nos ven como perros. Así me dijeron cuando tuve a mi hijo en la montaña.

Al convocar a la sociedad civil y las organizaciones solidarias para detener esta escalada de violencia que les hace temer un nuevo desalojo, declaran: Vamos a seguir. No estamos cometiendo ningún delito. Tenemos derecho a luchar para que nos tomen en cuenta. Libertad, justicia y paz, eso es lo que estamos pidiendo. No tenemos miedo porque sabemos con claridad lo que estamos buscando y cómo queremos vivir. Hombres, mujeres jóvenes y niños estamos en lucha. Así que queremos que se conozca el crimen del mal gobierno aquí en San Marcos Avilés.

_________________________________________________________

CONSTANTE AGRESIÓN A ESCUELAS AUTÓNOMAS ZAPATISTAS: ONG

Convocan a una declaratoria mundial en defensa del ejido San Marcos

6 de octubre de 2011

Hermann Bellinghausen, La Jornada

Las escuelas autónomas zapatistas de comunidades de los altos de Chiapas, como San Marcos Avilés, Tentic y Las Mercedes, son agredidas repetidamente por grupos oficialistas, lo cual impide su funcionamiento normal y afecta no sólo la escolaridad de los niños indígenas, sino la convivencia comunitaria.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) y el Movimiento por Justicia del Barrio –de la otra campaña en Nueva York– convocan a unadeclaratoria mundial en defensa del ejido San Marcos Avilés (municipio de Sitalá): El Estado mexicano, por medio de los actores políticos y organizaciones progubernamentales, ha tratado de desmantelar el proceso que va en cumplimiento, con su práctica cotidiana, de los acuerdos de San Andrés en su proyecto de autogobierno, justicia, trabajo, salud, tecnología apropiada y educación.

Los convocantes consideran queel avance del Sistema Educativo Rebelde Autónomo Zapatista ha dado pretextos para atacar a las bases de apoyo del EZLN en San Marcos Avilés, que han padecido amenazas de muerte, hostigamiento, despojo, agresión sexual y desplazamiento forzado a manos de miembros de diversos partidos políticos.

Recuerdan que el 9 de septiembre de 2010, luego de ser construida la primera escuela autónoma del ejido, más de 170 bases zapatistas fueron desplazadas violentamente de sus hogares por un grupo de choque encabezado por Lorenzo Ruiz Gómez y Vicente Ruiz López, así como por personas afiliadas a PRI, PRD y PVEM. Dicho grupo, que cargaba machetes y armas de fuego, irrumpió en las viviendas e incluso intentó violar a dos mujeres del ejido.

Según testimonios de pobladores de la región, los ataques buscandebilitar el proyecto de educación autónoma. Por lo ocurrido, las bases zapatistas pasaron más de un mes a la intemperie. El 12 de octubre del mismo año, a su retorno –acompañados por una caravana de solidaridad– se encontraron con que habían allanado sus casas y saqueado sus pertenencias, animales, maíz y frijol; además, destruyeron sus cultivos, cafetales y árboles frutales.

Los hostigamientos no cesan, y esta situación genera mayores violencia, impunidad y violaciones a los derechos humanos, obstaculizando la vida cotidiana y las labores agrícolas de los zapatistas de San Marcos Avilés.

Las condiciones de salud se han deteriorado. Se registran cuadros graves de desnutrición, y el fallecimiento de una menor de pocos meses. En San Marcos y comunidades cercanas hay una epidemia de tifoidea que ha cobrado la vida de al menos otra menor.

El llamamiento señala que, con la violencia, se pretende aplastar el proceso histórico expresado en la edificación de la nueva institución educativa de los zapatistas, quienes como pueblo indígena tienen derecho a construir su autonomía, defender sus territorios ancestrales y crear un sistema educativo que apoye y refleje sus prácticas culturales e intelectuales.

La declaratoria exigirá el cese inmediato y permanente de amenazas de muerte, saqueo, despojos, agresiones sexuales y desplazamientos contra las bases de apoyo del EZLN, así como respeto a su derecho de libre determinación expresado en su construcción de autonomía de gobierno, justicia, educación, derecho a la alimentación y la salud.

En la comunidad de Tentic, a unos 20 kilómetros del caracol de Oventic, perteneciente al municipio autónomo San Andrés Sakamch’en de los Pobres, los priístas impiden el funcionamiento de la escuela autónoma, incumpliendo un acuerdo de 2004. El gobierno del estado construyó una nueva escuela primaria, mientras los zapatistas conservarían la posesión de la antigua, hoy primaria autónomaCompañero Salvador. No obstante, el pasado 10 de mayo, unos 50 priístas rompieron paredes y pusieron cadenas y candados.

________________________________________________________________________________________

REPORTAN HOSTIGAMIENTO CRECIENTE CONTRA BASES DE APOYO ZAPATISTAS

En el ejido San Marcos Avilés han sufrido meses el acoso de oficialistas

Temen que pueda desencadenarse en breve una agresión armada

3 de julio de 2011

FotoZapatistas en Oventic, en febrero de 2001
Foto José Carlo González

 Hermann Bellinghausen, La Jornada

San Cristóbal de las Casas, 2 de julio. Las bases de apoyo del EZLN en el ejido San Marcos Avilés, municipio de Sitalá, se encuentran en una situación alarmante. Tras meses de amenazas, agresiones y despojos por parte de grupos vinculados a los tres partidos que comparten el poder institucional en la región tzeltal, ahora hay riesgo de una agresión armada, pues los hostigadores han hecho acopio de rifles y pistolas, muchas proporcionadas por Ernesto López Núñez, ex policía del vecino municipio de Chilón.

La junta de buen gobierno (JBG) Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo, del caracol de Oventic, dio a conocer una detallada denuncia de la situación en San Marcos. Desde el año pasado, expone, nuestros compañeros están viviendo una situación muy difícil, causada por personas de los diferentes partidos políticos y autoridades de la misma comunidad.

Las amenazas de muerte, hostigamientos, despojos de tierras cultivadas y desalojos comenzaron el año pasado, por el hecho de empezar una educación autónoma del pueblo. Un zapatista fue detenido en agosto de 2010, y obligado a firmar un documento para renunciar en la organización; nuestro compañero se negó, pero recibió tantas amenazas y groserías. También dijeron que van a quitar sus tierras a los zapatistas.

El 24 y 25 de agosto les arrebataron tierras que tienen compradas hace más de 10 años. Los despojaron de 31 hectáreas, en diferentes lugares del mismo ejido, con 5 mil 850 matas de café, 10 hectáreas de milpa, frijolares, ganado, seis caballos y tres casas”. El 9 de septiembre los zapatistas fueron desplazados y después de 33 días en el monte regresaron el 12 de octubre. Sus casas y pertenencias habían sido saqueadas y todos sus cultivos destruidos.

El 2 de enero, las autoridades oficiales de San Marcos pretendieron obligar a los zapatistas en resistencia a pagar el impuesto de luz eléctrica y los amenazaron con desplazarlos nuevamente. El 8 de febrero las autoridades de diferentes partidos quisieron cobrarles el predial.

El 13 de febrero, el ex policía López Núñez reclamó infundadamente como suyo un terreno de las bases del EZLN. A partir de esa fecha la gente de los partidos PRI, PRD y PVEM empezó a rentar el terreno a personas de los ejidos Tzajalá y Progreso, y también ocho hectáreas que pertenecen por derecho ejidal a los zapatistas. El 17 de febrero las autoridades oficiales intentaron pagar el impuesto del terreno en la Hacienda de Chilón, y ésta les pidió un documento firmado por los zapatistas donde diga que no van a pagar. A los oficialistas no les pareció bien y juntaron sus dineros para pagar, con el fin de que los terrenos de nuestras bases queden en manos de ellos.

El 25 de febrero, los zapatistas llegaron a trabajar en sus cafetales, mientras 30 de sus agresores se reunieron para tomar acuerdos, y al otro día llegaron al cafetal, armados, amenazando y burlándose de la JBG y de nuestros compañeros. También ofrecieron a la venta el cafetal a 14 mil pesos por hectárea, para comprar más armas de fuego.

El 6 de abril se instaló en la comunidad un campamento civil por la paz, y de inmediato los observadores fueron amenazados. Desde fines de marzo los agresores han trabajado las parcelas de nuestros compañeros y han tumbado milpas, cañas, árboles, platanales, cafetales, monte para preparar milpas. Los observadores han documentado la presencia de la Policía Federal en la comunidad en repetidas ocasionescon el pretexto de observar a los dos grupos.

El 20 de abril hubo disparos, mientras seguían las amenazas y las ocupaciones de tierras zapatistas. El grupo armado de 30 agresores de diferentes partidos se reúnen continuamente para planear accionescontra los internacionales, y dicen que no tienen miedo de hacer lo necesario para deshacerse de los observadores. Todos los trabajos que realizan las bases de apoyo zapatista son destruidos. El 24 de abril, Abraham Kanté López, del PRI, dijo a los zapatistas que los mataríasi recogían leña o recogían maíz de sus propias tieras. El 25 de abril, el priísta Manuel Díaz Ruiz ocupó una milpa de cinco hectáreas que pertenece a un zapatista.

La JBG confirmó que los agresores cuentan con al menos 30 armas de diferentes calibres. El 21 de mayo, mujeres partidistas acusaron de robo a los observadores, cuando unos funcionarios llegaron a repartir migajas del mal gobierno en Yokjá y fueron asaltados por un grupo de enmascarados.

El 22 de mayo los dirigentes del grupo agresor José Cruz Hernández, Ernesto Méndez Gutiérrez, José Guadalupe Kante Gómez, Domingo Ruiz Pérez, Alejandro Núñez Ruiz y Genaro Vázquez Gómez se reunieron a la orilla de la carretera en una tiendita, todos con armas de fuego. Lorenzo Ruiz Gómez, Carlos Ruiz Gómez y Ernesto López Núñez llegaron a la casa del zapatista Lorenzo Velasco Mendoza, cuando su esposa se dio cuenta le gritó a Lorenzo y los agresores huyeron. Su objetivo era violar a la compañera y agarrar a los observadores.

El 3 de junio fue quemado el terreno de Sebastián Ruiz López. Su plan era que las bases de apoyo fueran a apagar el incendio y de ahí empezar un enfrentamiento, apunta la JBG. El mismo día, 20 hombres armados taparon el camino. El día 5 los dirigentes partidarios levantaron una acta de acuerdo dirigida al jefe militar de Ocosingo, Fernando Martínez, para solicitar soldados, porque ellos ya hicieron todo lo posible para acabar con los compañeros, pero no han podido. Ese día, los dirigentes de los agresores fueron a Sitalá y San Joaquín para buscar a unas personas que son asesinos para asesinar a nuestros compañeros.

El 13 de junio comenzaron patrullajes militares en la carretera que va a Tacuba. El día 18, un grupo de bases de apoyo fue perseguido por Lorenzo Ruiz Gómez, originario de San Marcos y Vicente Ruiz Pérez, de Tacuba Nueva. El 25 de junio, los agresores armados rondaron la casa de Juan Velasco Aguilar a la una de la mañana. El día 30 se presenta un equipo de delegados del gobierno del estado, hablaron con el comisariado, y anunciaron que volverían hoy sábado, no se sabe cual sería el objetivo.

Ni las bases de apoyo ni la JBG han respondido de manera violentani con hechos ni con palabras, porque los zapatistas somos gente de razón y principios y no queremos enfrentamos con nuestros propios hermanos indígenas, pero los malos gobernantes buscan a toda costa que nos veamos como enemigos y nos matemos, sostienen las autoridades autónomas.

__________________________________________________________

ALERTAN SOBRE RIESGO DE DESPLAZAMIENTO FORZADO EN MUNICIPIO CHIAPANECO DE CHILÓN

El Centro Fray Bartolomé de las Casas señala la responsabilidad del Estado por omisión

Exige el cese de las amenazas, el hostigamiento y el despojo contra bases de apoyo zapatistas 

29 de junio de 2011

Hermann Bellinghausen, La Jornada

San Cristóbal de las Casas, Chis., 28 de junio. Las amenazas de expulsión y de muerte contra las bases de apoyo del EZLN en la comunidad San Marcos Avilés, municipio de Chilón, denunciadas la noche del lunes, alcanzan proporciones alarmantes por segunda ocasión en menos de un año. El 9 de septiembre de 2010, las familias zapatistas fueron desplazadas durante más de un mes por ejidatarios afiliados a los partidos políticos PRI, PRD y PVEM. Los mismos son responsables de las nuevas agresiones.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) señala la responsabilidad del Estado por omisión en estas agresiones, ya que las autoridades no han actuado para garantizar la integridad y seguridad de las bases zapatistas y el acceso a la tierra. Ello, a pesar de las denuncias de la junta de buen gobierno (JBG) de Oventik y las varias intervenciones enviadas por el propio Frayba al gobierno de Chiapas.

El organismo, que preside el obispo Raúl Vera, demanda el cese de las amenazas de muerte, el hostigamiento y el despojo contra las bases de apoyo del EZLN por integrantes de los partidos políticos del ejido, así como proteger y garantizar su vida y seguridad, respetando su proceso autonómico, que vienen construyendo hace años, en el marco del derecho a la libre determinación de los pueblos, sancionado por la OIT, la ONU y firmado por el Estado mexicano.

Las 170 personas desplazadas de San Marcos Avilés en septiembre pasado, regresaron el 12 de octubre. En aquella ocasión, la JBG de Oventik responsabilizó al gobierno estatal de cualquier nueva agresión contra sus compañeros, quienes eran y son perseguidos por practicar la autonomía de manera pacífica. Cabe recordar que las primeras agresiones se desencadenaron en agosto pasado, cuando los zapatistas construyeron una escuela, dentro del sistema educativo rebelde autónomo zapatista.

El 9 de septiembre, 30 personas del ejido, integrantes de los mencionados partidos, encabezadas por Lorenzo Ruiz Gómez y Vicente Ruiz López, habían irrumpido violentamente, con palos, machetes y armas de fuego, en las casas de los zapatistas, donde intentaron violar a dos mujeres, que lograron escapar. Para no responder a la agresión, las bases zapatistas se refugiaron en el monte. Después de 33 días de desplazamiento forzado, sin alimentos y desprotegidos, retornaron a sus casas.

El Frayba documentó entonces que las viviendas de los desplazados habían sido saqueadas de todas sus pertenencias, incluyendo cosechas de maíz y frijol. Sus cultivos, cafetales y árboles frutales fueron destruidos, y robados sus animales de corral.

Desde entonces, el centro ha informado en varias ocasiones a las autoridades sobre la situación en San Marcos Avilés, a fin de solicitar el cumplimiento en su obligación de garantizar la integridad y seguridad de los habitantes, y buscar una solución al conflicto. Pese a esto, no hubo respuesta del gobierno.

Aún cuando la población desplazada decidió retornar, el Frayba ha seguido documentando amenazas persistentes y cotidianas en la comunidad, y sostiene que hay un riesgo de desplazamiento forzado. El 6 de abril de este año se instaló en el ejido un campamento civil por la paz, cuyos observadores civiles también fueron amenazados, algo sin precedente, que habla del escalamiento de las agresiones contra las bases zapatistas.

No parecen hechos aislados. Similares situaciones de hostigamiento por parte de grupos partidistas se están suscitando en los municipios autónomos zapatistas Lucio Cabañas y Comandanta Ramona, y en ejidos de adherentes de la Otra Campaña como Jotolá y San Sebastián Bachajón, todo esto en el municipio oficial de Chilón.

______________________________________________________________________________________

REGRESAN BASES ZAPATISTAS A SAN MARCOS AVILÉS TRAS UN MES DE SER DESPLAZADOS

Advierten que seguirán trabajando para lograr su autonomía

14 de octubre de 2010 

Hermann Bellinghausen,  La Jornada
     Este 12 de octubre retornaron a la comunidad San Marcos Avilés (municipio de Chilón, Chiapas) las bases de apoyo zapatistas desplazadas a la fuerza el 9 de septiembre poramenazas y agresiones de la gente de los partidos políticos del ejido, según dio a conocer la Junta de Buen Gobierno (JBG) Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo.

El retorno fue acompañado por una comisión de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de municipios cercanos a San Marcos Avilés. Están ya en su comunidad nuestros compañeros, confirma la JBG.

En sus humildes casas aunque saqueadas y algunas semidestruidas por los agresores, pero allí van a estar porque tienen derecho de trabajar en sus tierras; no van a molestar a nadie, sólo quieren vivir en su pueblo y trabajar para sobrevivir porque no van a estar pidiendo limosna del mal gobierno.

La junta zapatista advierte que los retornados seguirán trabajando para construir su autonomía en salud, educación, trabajos colectivos y formar sus propias autoridadesrespetando a los demás, siempre y cuando también sean respetados sus derechos. No se someterán a la voluntad de las autoridades oficiales o los partidos políticos”.

También expresa que si algo les pasa serán responsables los gobiernos municipales, estatal y federal que asesoran, financian y arman paramilitares y manipulan a la gente pobre.

El comunicado añade: Los zapatistas no molestamos a nadie, no desalojamos a nuestros hermanos de los partidos, no perseguimos, no robamos las tierras de nuestros hermanos campesinos ni cualquier otra pertenencia, sólo defendemos lo que es nuestro, lo que son nuestros derechos; vivimos y comemos de nuestros propios trabajos y sudor, pero sí queremos luchar por la verdadera democracia, libertad y justicia para todos. Y estos son nuestros delitos.

Los gobiernos preparan paramilitares, forman caciques y compran gente pobre para atacar y destruir nuestra resistencia. De este modo actuaron contra las bases zapatistas de El Pozo, municipio oficial Cancuc, atacados violentamente por personas de los partidos políticos, porque nuestros compañeros quieren tener sus derechos de los servicios de agua y luz eléctrica. Ahora, tres de ellos están injustamente presos,culpándolos de la muerte de un priísta en la agresión que ellos provocaron, cuando algunos compañeros al ver que sus compañeros ya los estaban matando y al sentirse atacados ellos mismos tuvieron que actuar para defenderse y defender a sus compañeros

_____________________________________________________

 

GUERRA CONTRA LA EXPERIENCIA ZAPATISTA

La autonomía no descansa

La experiencia zapatista es real y por eso los poderes utilizan tanta guerra para detenerla. Para su frustración, los pueblos zapatistas les muestran que la lucha sigue, que sus formas de gobierno se desarrollan y funcionan con solvencia democrática, gracias a una legitimidad y un compromiso que los malos gobiernos han perdido por completo.

HERMANN BELLINGHAUSEN     1st October 2010

Chiapas, México. Pronto serán 17 años del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en las montañas de Chiapas. Es un lapso grande que abarca cuatro gobiernos federales; resulta fácil olvidar, o distraerse respecto al hecho de que todo ese tiempo, día a día, centenares de comunidades indígenas han vivido en una guerra continua, cuidadosamente diseñada por los altos mandos federales, en sus elementos propiamente castrenses y en las estrategias de contrainsurgencia. Aún ahora que el país entero se militariza y los puestos y controles del Ejército federal ya no son exclusivos de los territorios indígenas (incluyendo Guerrero, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz), el territorio autónomo zapatista sigue siendo la región más abrumadora y permanentemente militarizada de todo México.

En estas condiciones adversas, las comunidades rebeldes de Chiapas se las han arreglado para construir una autonomía profunda y realista, con formas de gobierno originales y democráticas que funcionan mejor y con más transparencia que los malos gobiernos dominantes en México, los administrados por la clase política que se reparte en un puñado de partidos que, para fines prácticos, son iguales. Los “gobernantes profesionales” se alían o venden cuando conviene, los principios no son su fuerte. Están en un buen mercado, les reditúa. Tarde o temprano resultan prevaricadores, interesados, autoritarios, mentirosos. Todos (¿hay excepciones?), dispuestos a practicar la represión como método de sobrevivencia. Su relación con las luchas y movimientos sociales, aún cuando logran hacerla clientelar y mediatizadora, busca controlar y desmantelar cualquier alternativa de autonomía, autogestión y democracia comunal. También imponer barreras a lo reclamos de los pueblos indígenas como entidades de la Nación, como mexicanos con todos los derechos, incluyendo el de ser ellos mismos, no importa qué tan “diferentes”.

El logro de la experiencia zapatista de gobiernos autónomos no reside sólo en su prolongada duración de tres lustros y la permanente voluntad pacífica hacia sus hermanos no zapatistas, sino en la construcción, desde la raíz, de sistemas educativos, de salud, de producción agrícola y comercialización de productos, impartición de justicia, comunicación. Todo de manera independiente al deteriorado sistema político. Está abierta a un permanente aprendizaje de su “mandar obedeciendo”. Han materializado una propuesta de cambio en tiempos de conservadurismo, indolencia y mala fe de las estructuras de gobierno. Un mensaje de que las cosas se pueden hacer de otro modo, y bien.

Pero así como la creación y evolución de la autonomía no descansa, tampoco lo hace la guerra contra ella de los gobiernos federal y estatal, que emplean para tal propósito la plenitud de sus recursos bélicos, tecnológicos, policiacos, propagandísticos y económicos, determinados por la elaboración intensiva de lo que se da en llamar “inteligencia”, con explícitos fines de “contrainsurgencia”.

En la presente etapa de esta guerra continua contra los pueblos mayas zapatistas, “de baja intensidad” se le llamaba antes (concepto hoy en desuso, ¿será que su intensidad ya no es tan “baja”?), se expulsa de sus casas y tierras a decenas de familias, bases de apoyo zapatistas. Están los casos de las comunidades tzeltales El Pozo (San Juan Apóstol Cancuc) en julio pasado, y el 9 de septiembre San Marcos Avilés (municipio oficial Chilón, en los límites con Sitalá). Tan sólo en este último fueron obligados a dejar casas y pertenencias 170 personas, bases de apoyo zapatistas organizadas con el caracol de Oventik. ¿La razón? Dicen los expulsores del PRI, el PRD y el Verde Ecologista que “por construir una escuela autónoma”. Y que sólo podrán regresar si dejan de ser zapatistas.

Además de estos “puntos rojos”, donde la violencia se ha desbordado a últimas fechas, permanece invisible, pertinaz, puntual, la presencia de decenas de bases de operaciones del Ejército federal en la selva Lacandona, los Altos, la zona Norte y la selva fronteriza. Ello implica la ocupación militar de porciones importantes del territorio tzotzil tzeltal, chol, tojolabal, y también zoque y mame –sus campos, pueblos, caminos, fuentes de agua-. Las múltiples bases de operaciones de las Fuerzas Armadas brindan además, tácita o descarada protección para los grupos hostiles a la autonomía, paramilitarizados o no.

No pocas veces la contigüidad entre tropas federales y simpatizantes de grupos como Opddic, Paz y Justicia o Ejército de Dios es literal, lo cual ocurre en las bases de Monte Líbano, Toniná, Jotolá y Rancho Nuevo, por ejemplo. Tan sólo en San Pedro Polhó, cerca de Acteal, la ocupación miliar es asfixiante y afecta, hace ya 13 años, a miles de desplazados zapatistas que después de la matanza en Chenalhó durante 1997 ya no regresaron a sus tierras.

La conflictiva “inter” e “intracomunitaria”, creada y fomentada por las autoridades federales, estatales y municipales (oficiales) se “explica” por artificiales argumentos religiosos, o bien agrarios, de pago de servicios, permisos para autopistas, explotación turística, recursos hídricos, la construcción de una escuela; por quita de ahí estas pajas.

La prospección de hidroeléctricas se cierne sobre los ríos Tulijá, Bascán, Usumacinta. Junto con los desarrollos turísticos y la minería, promueve la invasión de grandes empresas nacionales y extranjeras que buscan imponerse aprovechando la guerra en las tierras zapatistas de Chiapas. Para eso las “ciudades rurales”, desintegradoras por reducción a la antigüita (son las Reservaciones del Milenio), brutalmente pro consumistas y al fin, contrainsurgentes. Ya quedó concluida una en Santiago el Pinar, en el corazón de la montaña tzotzil, y ahora se programa otra en San Pedro Chenalhó. Allí, Las Abejas y las organizaciones parroquiales católicas denunciaron que el gobierno de Juan Sabines Guerrero pretende edificar otra “ciudad rural” sin aprobación de la población indígena. A ello el gobierno chiapaneco respondió con virulencia, negándolo declarativamente y acusando a dichas organizaciones de “enemigas de la paz”. No obstante, ahora en septiembre la denuncia fue reiterada por la parroquia pedrana y sus comités eclesiales.

Una guerra con todos los medios

Todo lo expresado hasta aquí, cabe señalar, ocurre en este preciso momento, mientras usted lector, lectora, pone su atención en estas líneas. En Chiapas la guerra sigue.

Aún en ausencia de combates formales, el combate oficial contra los pueblos autónomos es integral. Esto es, incluye de manera destacada campañas mediáticas en base a falsedades, no importa cuan tontas o inverosímiles resulten, ya no digamos verificables. También este frente ha recrudecido de unos meses y semanas a esta parte. No tanto contra el proceso autonómico como contra los mandos zapatistas. Se han vuelto recurrentes las insidias, lucubraciones espectaculares o meras indirectas en las columnas políticas al servicio del gobierno o los consorcios televisivos, sugiriendo que el subcomandante Marcos y/o un fantasmagórico “comando guerrillero” habrían secuestrado al político y magnate panista Diego Fernández de Cevallos, asunto que, en medio del silencio, lleva cuatro meses revulsionando los bajo fondos del poder político nacional.

Los medios en general son bombardeados con informaciones e inserciones pagadas del gobierno de Chiapas. Y por su parte, la academia se lleva su tajada, al precio poco académico de construir sus propias fantasías y sus conclusiones racistas y contrainsurgentes. Disfrazados de hada madrina, figuras del Colegio de México, CIDE o CIESAS “cumplen” con oponerse a la autogestión y autonomía de los pueblos. Su éxito intelectual ha sido pobre y su efecto real, nulo hasta ahora, pero han hecho su luchita por cubrir su cuota de participación en esta guerra integral, elaborando argumentos “científicos” contra los pueblos en resistencia.

En otro episodio, y con naturalidad falsaria, sin el menor escrúpulo profesional, el diario Reforma inventó en abril pasado para su primera plana “revelaciones” trasnochadas sobre la “identidad” del subcomandante Marcos (que resultó corresponder un conocido cooperante italiano) y de la “comandancia” rebelde (quienes eran personas de la sociedad civil también conocidas). La especie fue claramente desmentida, pero el diario en cuestión nunca rectificó ni publicó las versiones que contradecían sus imaginativos reportajes, ampliamente gráficos. Todo fue un chiste vacacional.

Con la misma naturalidad sin fundamento ni pruebas, diversos columnistas tiras (esos sí que son “investigadores”) llevan algunas semanas fabricando una confusa ensalada de especulaciones que revuelven el secuestro de Fernández de Cevallos, las declaraciones del señor La Barbie sobre sus tratos comerciales con las FARC y los clamores dizque destemplados de la señora Hillary Clinton sobre la “insurgencia” en México, que ella atribuye al narco pero es suficientemente imprecisa como para servir a lo que sea. El Reporte Índigo tomó al vuelo esta ensalada en su portal electrónico, y montó un cerro de patrañas delirantes con el fondo musical, tan aterrador supongo, de “El pueblo unido jamás será vencido” en versión de Inti Illimani.

El parlanchín señor La Barbie habría delatado a sus contactos colombianos para surtirse de cocaína. Se supone que ya cayeron presos, y aunque ninguno resultó relacionado con la guerrilla de ese país. Ante la autoridad moral del narcodeclarante y la inocencia pueblerina de la señora Clinton, los columnistas no se arredran, ignorando con heroísmo cualquier verdad que no cuadre con el guión volador que les dictaron. Para lo que pueda ofrecerse.

Entre el clamor de hojalata del Bicentenario y la “guerra” desquiciada y sin fondo del presidente Felipe Calderón Hinojosa contra el “crimen organizado”, que tiene en llamas al país, ¿quién está mirando hacia los pueblos indígenas?

La despiadada guerra de exterminio contra el pequeño municipio autónomo triqui de San Juan Copala, Oaxaca, se pretende definitiva. Allí también, como en Chiapas, los indígenas se inspiran en los incumplidos Acuerdos de San Andrés. Nuevamente, un proyecto autonómico fuera de Chiapas resulta intolerable y se le combate con todo. El gobierno de Ulises Ruiz realmente ha puesto de su parte para que está destrucción se concrete. Así sucedió antes con los proyectos de autonomía en Guerrero, Morelos, Veracruz y Michoacán.

Las difusas fronteras entre instituciones gubernamentales, sistema financiero, empresas trasnacionales y el llamado crimen organizado, hoy son menos discernibles que nunca. A su modo, todos estos actores juegan a la guerra. Participan en el despojo a los pueblos, fabrican migrantes sin esperanza, exprimen los suelos, ríos y aires de las comunidades en liquidación.

En este contexto hostil, persisten los municipios autónomos rebeldes zapatistas, sus cinco Juntas de Buen Gobierno y las comunidades en resistencia de Chiapas. Confirman el alcance de la resistencia y su poder de contradicción constructiva: su guerra es por la paz; para ser plenamente mexicanos y defender nuestra soberanía en riesgo exigen que se reconozcan su particularidad y sus derechos culturales, lingüísticos, políticos; incluso cuando callan dicen mucho más que todo el parloteo de la clase política; en tiempos de globalización, proponen un mundo donde quepan muchos mundos.

La experiencia zapatista es real, dura mientras avanza. Por eso dedican los poderes para detenerla tanta guerra de balas, de billetes, de asfalto y cemento, de falsas promesas, papel y éter televisivo. Para su frustración, los pueblos zapatistas les muestran que la lucha sigue, que sus formas de gobierno se desarrollan y funcionan con solvencia democrática (donde “el pueblo manda”), gracias a una legitimidad y un compromiso que los malos gobiernos han perdido por completo.


Article printed from Desinformémonos: http://desinformemonos.org

URL to article: http://desinformemonos.org/2010/10/guerra-contra-la-experiencia-zapatista/

_____________________________________________________

REALIZA LA OTRA CAMPAÑA BLOQUEOS CARRETEROS EN INMEDIACIONES DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS

Marchan en Tonalá para exigir regreso a bases de apoyo de San Marcos Avilés

Adherentes protestan por amenazas y hostigamiento permanente a comunidades zapatistas

14 de septiembre de 2010 

Hermann Bellinghausen, La Jornada

Este lunes, adherentes de la otra campaña en Chiapas realizaron bloqueos carreteros en la región de la Costa y en la comunidad de Mitzitón, en las inmediaciones de San Cristóbal de las Casas. Desde la ciudad de Tonalá, el Consejo Regional Autónomo de la Zona Costa (CRZCH) expuso que estas acciones de protesta son por la situación que prevalece en las comunidades zapatistas por amenazas, despojo, agresiones, hostigamiento permanente por parte de los gobiernos federal, estatal y municipales, así como por grupos paramilitares, partidos políticos, caciques y empresarios.

El consejo costeño y las organizaciones que lo componen realizaron una marcha en Tonalá para exigir el retorno a sus tierras de las bases de apoyo zapatistas de San Marcos Avilés, municipio de Chilón, quienes esta semana fueron expulsados por integrantes de PAN, PRD, PRI y PVEM. Del mismo modo, la otra campaña demanda respeto al proceso de autonomía de los pueblos zapatistas y a sus proyectos autónomos, como son escuelas y clínicas, así como la salida de los grupos paramilitares de Chiapas y el castigo a los autores materiales e intelectuales de los enfrentamientos contra las comunidades.

En particular, los adherentes de la otra campaña exigen la salida del grupo paramilitar de la comunidad de Mitzitón, como parte de los acuerdos firmados por el mal gobierno y que no ha cumplido. También la cancelación de los proyectos que atenten contra los pueblos indígenas y afecten al medio ambiente y los usos y costumbres de los pueblos, como son la autopista San Cristóbal-Palenque y el parque ecoturístico en Bachajón.

El CRZCH se pronunció por el cese al hostigamiento emprendido por el gobierno y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a los integrantes del Frente Cívico Tonalteco y la organización que lucha contra las altas tarifas de luz; por el respeto a la tortillería autónoma de la Costa y el fin de las agresiones y amenazas contra integrantes del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa.

Otras demandas de las movilizaciones en Tonalá y Mitzitón fueron la libertad inmediata del maestro Alberto Patishtán, privado de su libertad de forma ilegal e injusta; la cancelación de averiguaciones previas y órdenes de aprehensión contra luchadores sociales y defensores de los derechos humanos; la restitución de tierras a la comunidad de Candelaria (municipio Venustiano Carranza), despojada por la OCEZ- Región Carranza, lo cual ha generado enfrentamientos entre los pobladores.

Finalmente se pronunciaron por la restitución, a la brevedad posible, de las tierras del ejido de Tila expropiadas de forma inconstitucional por el Congreso y el gobierno del estado, el ayuntamiento de Tila y el Registro Público de la Propiedad de Yajalón.

__________________________________________________________

EXPULSAN 170 BASES ZAPATISTAS DE CHILÓN

Represalia por edificar una escuela autónoma, asegura la JBG del caracol de Oventic 

10 de septiembre de 2010

Hermann Bellinghausen, La Jornada

Unas 170 bases de apoyo del Ejército Zapatista de Libración Nacional (EZLN) fueron expulsadas la madrugada de este jueves de la comunidad tzeltal San Marcos Avilés, municipio de Chilón, Chiapas. La acción fue perpetrada por miembros de PRI, PRD y PVEM en represalia por la edificación de una escuela autónoma en la localidad. La junta de buen gobierno (JBG) del caracol de Oventic denunció que los agresores, encabezados por Lorenzo Ruiz Gómez y Vicente Ruiz López,llegaron con machetes, palos y armas de fuego, entraron en dos casas e intentaron violar a dos mujeres. Para no responder la provocación, los zapatistas dejaron sus casas y pertenencias. Hombres, mujeres y niños se encuentran en estos momentos refugiados en el monte, sufriendo, hambre, frío, desvelo y miedo.

Refiere la JBG que bases zapatistas de Pamalá y Guadalupe el Kaptetaj, municipio de Sitalá, informaron que Manuel Vázquez fue citado a la fuerza por autoridades y dirigentes partidarios de San Marcos y Pamalá a finales de agosto, le demandaron desmantelar la escuela, y dicen que van a continuar con otras comunidades con escuelas autónomas.

De acuerdo con la JBG, el objetivo de esas acciones,propiciadas por los tres niveles de gobierno, es impedir la educación de nuestros niños y el avance de la construcción de nuestra autonomía. Manuel Vázquez fue vejado y encarcelado el 21 de agosto, junto con Guadalupe Kaptetaj. Al liberarlos, sus captores les dijeron que abandonen la organización zapatista, que no informaran en la JBG y que les iban a quitar las tierras que compraron hace más de 10 años”. Amagaron con solicitar a la Procuraduría Agraria la cancelación de los derechos agrarios a 15 ejidatarios de San Marcos Avilés. El 24 y 25 de agosto se apoderaron de 29 hectáreas con 5 mil 850 matas de café, 10 hectáreas de milpa, frijolares, vacas, caballos y tres casas, y destruyeron un platanar.

El 8 de septiembre los invasores sacaron el ganado, robaron los cercos e hicieron disparos al aire. “Dicen que es el primer paso contra nuestros compañeros, y que el siguiente es desalojarlos del ejido y que sus esposas y sus hijas se quedarán para los partidistas y luego quemarán sus casas.

Los malos gobiernos no saben cómo detener la lucha de liberación nacional de los zapatistas, por eso están queriendo detener la educación autónoma, señala la JBG. No obstante, advierte, vamos a seguir con la educación autónoma en todo el territorio zapatista, nuestros hijos e hijas ya no van a estar en las escuelas oficiales porque allí nunca van a enseñar la verdad de cómo vivimos los pueblos indígenas y todos los pobres de México. Nuestros compañeros fueron desalojados en estas últimas horas, tienen que regresar a sus hogares y exigimos que sean respetados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s